El Madrid busca la primera salida de la autopista que tiene hacia la final

El Real Madrid, tras el 2-0 conseguido ante el Valencia, tiene tres opciones de clasificación para la gran final de la Liga Endesa, una auténtica autopista, aunque espera encontrar la primera salida y tener unos días de descanso para cargar fuerzas.

Este es el objetivo de los de Pablo Laso. Más fácil de explicar que de conseguir, porque el Valencia, pese a las derrotas, ha demostrado ser un buen equipo y tener los mimbres necesarios para vencer a cualquiera.

En la historia de la competición nadie ha conseguido remontar un 2-0 en semifinales, pero, como siempre, las estadísticas están para romperlas.

EL VALENCIA, CON EL APOYO DE SU AFICIÓN

En el primer partido el Valencia compitió durante 30 minutos, en el segundo durante 37 y en ambos encuentros 'admitió' 35 puntos en el último cuarto. Un dato más que preocupante que explica ese 2-0 que figura en el marcador de la eliminatoria.

Ahora, en Valencia, el equipo levantino se rearmará al contar con el apoyo de su afición y con el deseo de ofrecer a sus seguidores una mejor imagen tras una temporada agridulce que le ha permitido situarse entre los grandes pero no alcanzar ninguno de sus objetivos.

Para el Madrid será su sexto partido en doce días, un auténtico maratón al final de una temporada muy cargada de partidos. El cansancio, el jugar fuera de casa pero con red y la posibilidad de tener unos días extra de descanso están en la mente de todos los jugadores madridistas. También la opción de ahorrar unas fuerzas que serán muy necesarias para la final, a la que parece asomarse, igual que el Madrid, el Barcelona.

Tras los dos primeros partidos parece haber algunas cosas claras. Por un lado que las defensas son especialmente importantes en los dos equipos, por otro que el Valencia apostó por jugar de tú a tú al Madrid en ataque y que no le salió bien, aunque por poco. Pedro Martínez, entrenador del Valencia, tiene poco tiempo para cambiar cosas pero debe explorar nuevas opciones porque lo preparado hasta ahora no le ha dado resultado.

El Madrid, sin jugar bien, sólo ha tenido que aguantar los empellones de los levantinos y esperar su oportunidad, en los minutos finales, para mostrar su gen más competitivo y su calidad individual con Sergio Llull, Gustavo Ayón, Felipe Reyes y Jaycee Carroll, sobre todo. Este martes en La Fonteta, el Madrid quiere encontrar y tomar la primera salida directa a la final. El Valencia, por su parte, tratará de confundirle y que la serie se alargue.