Madrid sobre dos ruedas: el Anillo Ciclista y las Vías Verdes

Tramo de la Vía Verde del Tajuña, en el entorno de Perales
Tramo de la Vía Verde del Tajuña, en el entorno de Perales |viasverdes.com

Este año puede ser mágico para Madrid y el deporte madrileño, si el COI decide encargar a nuestra ciudad la organización de los Juegos 2020. Entre las propuestas enviadas al máximo organismo olímpico se encuentra la de convertir a la propia ciudad en escenario deportivo. Y si hablamos de ciclismo, la Comunidad es todo un "velódromo", tanto urbano como rural, que ofrece kilómetros de asfalto y caminos a los aficionados de los dos pedales.

El ya consolidado Anillo Verde Ciclista cuenta con 65 km. de longitud, que rodean el casco urbano de Madrid y conectan algunos de los pulmones de la capital, en su mayoría con el suelo bien pavimentado y segregados del tráfico de vehículos. El recorrido dispone cada kilómetro y medio de áreas de descanso provistas de fuentes, horquillas para bicicletas, bancos y planos informativos.

- Tramo I (desde la A-1 hasta la A-2): El recorrido, de 9,5 km. de longitud, tiene su kilómetro cero en una gran área de descanso junto a la A-1, y va de Las Tablas a Canillejas.

- Tramo II (desde la A-2 hasta la A-3): Un tramo de 10,2 km. que callejea por el barrio de Canillejas hasta conectar de nuevo con el anillo en Las Rosas, a la altura de la avenida de Arcentales, con pocos cruces y sobre un terreno relativamente llano.

- Tramo III (desde la A-3 hasta la A-4): Tramo de 8,7 km. con pendiente en descenso que discurre por tres grandes parques: Palomeras, tras pasar bajo las vías del tren de la estación del Pozo atraviesa el Parque Forestal de Entrevías y finalmente se adentra en el Parque Lineal del Manzanares.

- Tramo IV (desde la A-4 hasta la A-5): Aunque este tramo, de 9,7 km., transcurre en buena medida por Madrid Río, es uno de los más peligrosos para el ciclista, puesto que encontraremos numerosos cruces con semáforos e importantes pendientes de subida y bajada.

- Tramo V (desde la A-5 hasta la A-6): Apacibel tramo de 12,3 km. que discurre por el entorno de la Casa de Campo y la ribera del río Manzanares.

- Tramo VI (desde la A-6 hasta la A-1): Tras una larga subida, llegamos al final del recorrido tras cruzar la carretera de Colmenar.

También dentro del Anillo Verde el Ayuntamiento va adecentando cada vez más calles para su uso con bicicleta. Las vías urbanas propuestas recorren los 21 distritos de la capital.

Mientras, Renfe propone 13 rutas que unen estaciones de la red de Cercanías o contemplan recorridos circulares. Van desde un ligero paseo de 11 kilómetros por Majadahonda o los 18 de la Casa de Campo, a la dureza de la subida desde Cercedilla al Puerto de la Fuenfría. Alcalá, Colmenar, Pinto, Valdemoro, Villalba o El Escorial son algunos de los lugares de los que parte estas rutas.

Y la joya de la corona son posiblemente las Vías Verdes, antiguas líneas ferroviares que dejaron de estar operativas, o que directamente no llegaron a prestar servicio. Más de 7.600 kilómetros en total en toda España, que a partir de 1993 comenzaron a rescatarse para su disfrute por parte de cicloturistas, caminantes y personas con movilidad reducida. En la Comunidad de Madrid contamos con cinco rutas que suman casi 100 kilómetros y que ofrecen desde pequeños paseos a rutas largas y rompepiernas para los más deportistas.

- Vía Verde del Tajuña (49 km.): Desde la estación de metro de Arganda del Rey hasta Morata de Tajuña, donde se remonta el valle del río hasta Ambite por un carril acondicionado de asfalto rojizo.

- Vía Verde del Guadarrama (13 km.): Entre Móstoles y Navalcarnero, con un descenso pronunciado hasta el río Guadarrama, que se atraviesa por una pasarela, y un suave ascenso hasta la campiña de Navalcarnero.

- Vía Verde del Alberche (22 km.): Desde el embalse de Picadas (Aldea del Fresno) hasta San Martín de Valdeiglesias. La primera parte va en paralelo al embalse por un cañón fluvial dentro de la Zona de protección de Aves (ZEPA) de los ríos Alberche y Cofio. La segunda parte discurre entre urbanizaciones, pinares y viñedos desde Pelayos de la Presa hasta San Martín de Valdeiglesias.

- Vía Verde del Tren de los 40 días (14 km.): En realidad es una continuación de la vía del Tajuña. Discurre por el camino del antiguo ferrocarril que unió en la guerra Villacañas con Torrejón de Ardoz. Se ha acondicionado sólo el trazado entre Carabaña y Estremera, con duras rampas entre aljézares, olivares y campos de labor. La parte que discurre desde Orusco a Torrejón aún no se ha adaptado y hay que atravesar túneles sin iluminación.

- Vía Verde de la Gasolina (3 km.): Un ligero paseo dentro del término municipal de Madrid que une la Alameda de Osuna con Las Rejas y permite acceder al parque de El Capricho.