Lorenzo: "No planificamos suficientemente la pretemporada"

Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo |Telemadrid

Jorge Lorenzo (Yamaha) cree que se creó "un círculo vicioso" y "una combinación de circunstancias" que les llevó a tener malos resultados al inicio de esta temporada 2014, asegurando que no se convirtieron "de pronto en perdedores" e incidiendo en el hecho de no haber planificado "suficientemente la pretemporada".

"Nunca he dudado de mi potencial ni del equipo. Sabía que nuestro problema se debió a una combinación de circunstancias, no nos convertimos de pronto en perdedores o en personas incapaces de hacer su trabajo. Fue algo temporal y se debió a cuestiones profesionales, personales, ligadas con la mala suerte, problemas técnicos, problemas de neumáticos y errores que yo cometí. No habíamos planificado suficientemente la pretemporada y fue una mala etapa", confiesa Lorenzo en motogp.com.

"PODEMOS GANAR DE NUEVO"

Ahora, las cosas empiezan a ir mejor y eso anima al doble campeón del mundo de la categoría reina. "En una situación así, algunos deportistas se hundirían y tocarían fondo, afortunadamente no fue mi caso. Creo que podemos ganar de nuevo y eso es por lo que estamos luchando", afirma.

El mallorquín recuerda que muchos de los problemas comenzaron porque empezó a entrenar "más tarde de lo normal", al tener "una condición física muy mala" por las tres operaciones que tuvo durante el invierno y "la falta de un programa de entrenamiento en pretemporada".

Luego aparecieron los problemas en la 'M1', "un moto muy inestable debido a los cambios hechos para correr con un litro menos de combustible" y que tampoco rendía bien con el neumático duro. "Con nuestra moto necesitamos una buena velocidad en curva para compensar las desventajas que tenemos en aceleración, velocidad máxima o en la entrada en curva, y sufrimos cuando no tenemos esa ventaja en el paso por curva", remarca.

"La combinación de estas tres cosas me hizo pasar de ganar carreras, como al final del año pasado, a ser un segundo más lento en muchos entrenamientos, a obtener malos resultados y a cometer errores. Todo salió mal, y esas tres cosas crearon un círculo vicioso que afectó a nuestro rendimiento", añade al respecto.

En este sentido, Lorenzo apunta que tras el Gran Premio de Catalunya, "Yamaha trajo unas piezas que hicieron el motor más flexible". "Por lo tanto, podía rodar más cómodo, ser más constante y más rápido en cada vuelta", subraya.

"También hicimos un trabajo increíble en Silverstone Fue casi un milagro, pero habíamos trabajado muy duro para configurar la moto. Creo que nunca había trabajado tan intensamente durante un fin de semana. Seguimos encontrando soluciones en el warm-up, y en la carrera pude pelear con Marc (Márquez) por la victoria. Fue gracias al trabajo que habíamos hecho en la moto. Si no hubiéramos hecho todo este trabajo probablemente habría terminado por detrás, sobre el quinto puesto", agrega el piloto español, que mantuvo un vibrante duelo con Márquez.