Lázaro Linares, pasión por el atletismo

Lázaro Linares, actualmente entrenador de lanzamiento de martillo, ligó su vida al deporte a la edad de 18 años, cuando comenzó a practicar gimansia deportiva, pero fue la alterofilia la disciplina que le llevó a ser campeón de España.

El sueño de nuestro protagonista de ir a las olimpiadas de Tokio se vio frustrado seis meses antes de las mismas al romperse el abductor mayor. Experiencia que actualmente le ayuda para "comprender" y "saber ayudar" a sus atletas ante las lesiones.

Aquellos que le conocen aseguran que es una persona con grandes valores y principios. Natalia Sánchez, alumna de Lázaro, afirma que "se preocupa por el atleta, es como si en realidad fuera un amigo. Te ayuda en todo, está contigo en todos los momentos, le puedes contar cualquier cosa. Hace que te guste la disciplina".

Natalia no es la única que elogia a su entrenador, Juan Díaz asegura que "entrenar con Lázaro supone un privilegio porque es entrenar con uno de los mejores entrenadores de lanzamiento de martillo que hay ahora en España" y que le "gustaría llegar con Lázaro a unas futuras olimpiadas".

creo que para ayudar y animar a la gente z que haga deporte hay que transmitirles entusiarmo: ganas de mejorar, de superarse. Afan de superacion, ver que si se superan ahi se van a superar en el estudio, en el trato humano, en muchas cosas. Darles buen ambiente y que los chavalesx se vean con ilusion, con ganas y eso depende mucho del entrenador.