Landesberg, el baloncesto de calle neoyorquino

La estrella del Movistar Estudiantes Sylven Landesberg, un anotador compulsivo como demostraron sus 48 puntos ante el Barcelona, es un jugador criado en el baloncesto callejero del barrio neoyorquino de Queens, que conoció por Efe qué es el Landismo, apelativo que en redes sociales se asocia a su juego.

En una entrevista, Landesberg, nacido en Brooklyn (Nueva York) pero criado en el barrio de Queens, explicó cómo el baloncesto callejero forjó sus primeros años en este deporte antes de lanzarse a la carrera profesional.

"EN NUEVA YORK JUGÁBAMOS AL REY DE LA PISTA"

"Aprendí baloncesto en el parque, como cualquier niño. Juegas contra otros críos mayores, coges cosas de ellos, así mejoras... En Nueva York jugábamos al rey de la pista, que era básicamente un uno contra uno y era como una batalla. Anotas o fuera, anotas o fuera. Si puedes anotar en el parque, eres un tirador", rememoró.

Esos juegos en las canchas del barrio de Queens permitieron al joven Landesberg (nacido en Nueva York el 10 de abril de 1990) saber cómo superar a cinco o seis defensores, lecciones clave hasta su llegada al baloncesto organizado.

JORDAN Y EWING, SUS ÍDOLOS

En aquel momento, su ídolos eran estrellas como Michael Jordan o Patrick Ewing, este último santo y seña del equipo de su preferencia, los Knicks de Nueva York; pero también su actual compañero Omar Cook, otro formado en las canchas neoyorquinas.

"Omar era uno de esos jugadores que cuando yo crecía en Nueva York tenía un nombre. Oías su nombre, le veías en el gimnasio, y sabías quién era. Omar, Sebastian Telfair, Lamar Odom... Omar es uno de los originales de aquella camada. Eso para mí era aún más motivador para venir al Estudiantes"

SU ETAPA EN VIRGINIA

Landesberg pasó su etapa universitaria en Virginia, donde era uno de los líderes del equipo hasta que salió de él en su segundo año, debido a no cumplir con las exigencias académicas, que requería el entrenador Tony Bennett. "Es un gran tipo y hace un gran trabajo, allí sigue. No nos llevábamos muy bien, chocamos. Decidimos que saliera de la universidad, entré en el draft, no me eligieron, y allí decidí ir a Israel", recordó.

El jugador estadounidense, de familia judía, pudo acogerse a las leyes israelíes para obtener la nacionalidad y emprendió su aventura fuera de Estados Unidos en 2010 en el Maccabi Haifa, de donde pasó al Maccabi de Tel Aviv, el gran equipo hebreo, con el que ganó la Euroliga 2013-14 aparte de numerosos títulos nacionales.

NACIONALIZADO ISRAELÍ

Para obtener la nacionalidad israelí tuvo que cumplir con el servicio militar obligatorio, una experiencia que vivió en su primer verano en el país, en el que en lugar de regresar a casa tuvo que quedarse realizando varios meses de instrucción militar básica.

"Fueron dos meses duros, porque no había visto a mi familia en un año y me tenía que quedar para hacer el entrenamiento básico del ejército. Ejercicios de supervivencia, montar un arma, defensa personal, cosas básicas por si tienes que ir al campo de batalla", explicó. Una "lección de vida" para Landesberg, que asegura que allí, pese a las incomodidades de la instrucción castrense, conoció a varios de los que son sus mejores amigos.

SU ETAPA EN EL EJÉRCITO

"Yo jugaba en Maccabi, tenía un buen apartamento, y de repente me veía ahí, tenía que dormir con la mochila como almohada, levantarte a las 5 de la mañana, ponerte el uniforme, correr... Pero es una de esas cosas que luego echas de menos porque esos chicos se convierten en tus amigos. Sigo en contacto con ellos", aseguró.

Después de su aterrizaje en la Liga Endesa española, en búsqueda de un papel protagonista que en el Maccabi Tel Aviv no podía lograr, Landesberg se ha convertido en santo y seña de un equipo que ha acuñado en las redes sociales un término para definir su juego: el Landismo.

EL LANDISMO

"Nadie me ha contado que es eso del Landismo. Mi madre me preguntó, ¿qué es eso del Landismo? No tengo ni idea, me pusieron el mote, me pareció guay, pero nadie me lo explicó, ¿me lo explicarías tú?", manifiesta, entre curioso y divertido, el jugador al reportero.

El juego de palabras con el apellido de Landesberg tiene otra acepción: la del género cinematográfico español asociado al actor Alfredo Landa (1933-2013), del que Efe le explica al jugador que fue un actor tremendamente conocido en nuestro país, uno de los representantes más populares del cine español.

"Es pegadizo, ahora ya sé quién es y me parece más guay aún. Ya les preguntaré, nadie me contó. Pensé que era algo que se habían inventado, algo español. Es divertido, qué guay", finalizó entre bromas Sylven Landesberg.