Landa: "Ir al Movistar y liderarlo es un incentivo"

Mikel Landa
Mikel Landa |Telemadrid

Mikel Landa ha asegurado este viernes que tras sus dos años en el Team Sky, donde ha sido líder en el Giro de Italia y gregario de Chris Froome en el Tour de Francia, el poder irse al Movistar Team y liderar a un equipo español es un "incentivo" para él y una liberación del sentirse atado y controlado en la escuadra británica.

"Llevo años en el extranjero, con pocas oportunidades. Ahora ir a un equipo español y tener la oportunidad de liderarlo en las mejores carreras del mundo, pues es un incentivo", aseguró Landa en declaraciones a Planeta Eurosport de la Cadena Cope recogidas por Europa Press.

EL FUTURO

De cara al futuro, en el Movistar, confía en no tener esta problemática y adaptarse bien para, tarde o temprano, poder ganar el Giro de Italia. "Estoy esperando a ver el recorrido completo, me gusta mucho y es una carrera que se adapta bien a mis características y sí, tarde o temprano me gustaría ir a por ella", reconoció.

Además, Landa cree que no habrá ningún problema de convivencia con sus nuevos compañeros, igual que no ha tenido percances ni con Froome, Thomas ni resto de corredores del Sky. "No habrá ningún problema. El calendario es largo, el año es largo, hay muchas carreras y nos intentaremos repartir de la mejor forma. En algunas coincidiremos, en otras no", comentó sobre Nairo Quintana y Alejandro Valverde, los otros líderes del equipo telefónico.

Sobre esta temporada, en la que ha sido líder de la montaña del Giro de Italia y ganador de una etapa, y cuarto en el Tour de Francia a un solo segundo del podio pese a trabajar para su líder y ganador Chris Froome, el vitoriano subrayó que su gran rendimiento en este doblete fue una "sorpresa" hasta para él.

ÚLTIMOS DÍAS EN SKY

Ahora, tras ser clave en el triunfo del polaco Michal Kwiatkowski en la Clásica de San Sebastián y proclamarse ganador de la Vuelta a Burgos, Landa afronta sus últimos días en el Team Sky con la intención de hacer un buen papel en las últimas carreras, como Il Lombardia o el Tour de Guangxi en China.

"Llevo mucho tiempo sin competir, el estado de forma que tuve también se ha ido. Tras Giro y Tour el cuerpo se ha relajado mucho y me va a costar mucho estar al nivel de los mejores. Intentaré acabar la carrera en Lombardia y si tengo una oportunidad, pues intentaré aprovecharla. Pero será complicado", auguró sobre el último Monumento de la temporada.

Su balance de los dos años en el Sky es bueno, aunque ha reconocido que no le ha sido fácil adaptarse al bloque británico. "No es fácil, es un equipo que les gusta tenerlo todo muy controlado, muy atado y yo quizá soy un corredor quizás un poco diferente a eso. Me gusta seguir un poco mis impulsos, moverme más por sensaciones y a veces no somos compatibles", se sinceró.

Por otro lado, afirmó que el ya retirado Alberto Contador ha sido un corredor que "ha marcado una época en España". "Tras los Tours de Indurain se estaba buscando un dominador de grandes vueltas, apareció él, y no sólo en cuanto a resultados sino también por su actitud y carácter por competir diferentes a las del resto y ha marcado a una generación de chavales", valoró del de Pinto.