Kepa y Luis Alberto, felices séptimo y octavo pasajeros de la 'era Lopetegui'

El portero del Athletic Kepa Arrizabalaga y el centrocampista andaluz del Lazio Luis Alberto, cumplieron el sueño de debutar con la selección absoluta el 11 de noviembre, convirtiéndose en el séptimo y octavo pasajero de la era Lopetegui' respectivamente, con Suso perfilándose como el noveno.

Tras Saúl Ñíguez, Iago Aspas, Ander Herrera, Asier Illarramendi, Álvaro Odriozola y Jonathan Viera, frente a Costa Rica les llegó el turno a Kepa y Luis Alberto y ante Rusia el martes todo indica que habrá espacio para dar minutos a Jesús Joaquín Fernández Suso.

CARAS DE FELICIDAD

Entre las caras de felicidad y satisfacción de los internacionales españoles al abandonar de madrugada La Rosaleda, destacaban la de dos jugadores por encima del resto. Eran la de Kepa, que en su novena convocatoria debutaba, y Luis Alberto, que se estrenaba en la primera.

"Siempre que venía a la selección, lo hacía con ese gusanillo de ver si se daba la opción de jugar por primera vez y al final se dio en Málaga y ante Costa Rica en un día que nunca olvidaré. Estoy feliz por debutar, por la victoria, por las sensaciones que ha dejado el equipo y las que he sentido al jugar con tan buenos futbolistas", manifestó Kepa.

"Es el sueño cumplido de cualquier jugador y lo disfruté muchísimo. No sabía que iba a tener la oportunidad, calentaba viendo que iban haciéndose cambios y que a lo mejor no me tocaba, pero en el momento que me llamaron fue muy especial. Entrar por una leyenda como es Iniesta y jugar para la selección es algo que queda para siempre. Estoy muy feliz por poner mi nombre y hacerlo el día de un gran partido para debutar con una goleada a Costa Rica", explicó Luis Alberto a Efe.

MOMENTO INOLVIDABLE

En su caso, la cercanía de su pueblo San José del Valle, provocó que todos sus seres cercanos estuviesen en La Rosaleda para ver disfrutar de un momento inolvidable tras compartir momentos duros.

"Es un momento tan feliz que me tengo que acordar de mi familia y especialmente de mi mujer Patri, que ha estado a todas, cuando han venido bien dadas como ahora y cuando lo hemos pasado fatal lejos de casa y me veía sin confianza para mostrar mi fútbol", confiesa. "Un poco más y una parte de La Rosaleda la llena mi pueblo. Ha venido la mitad con las entradas que he conseguido", bromeó.

Con la ambición en las nubes por el momento dulce que vive en el Lazio como máximo asistente de la Liga italiana, el reto de Luis Alberto ahora es mayor y desea consolidarse.

COMPLICACIÓN AÑADIDA

"Todos queremos estar en el Mundial y es muy complicado, pero por mi parte lo que es seguro es que voy a apretar al máximo para estar en Rusia el próximo verano. He logrado debutar, disfrutar de ser uno más entre unos jugadores de una calidad increíble y ahora quiero más. Voy a pelear por ello", sentenció.

El caso de Kepa tiene una complicación añadida. Pese a estar asentado como tercer portero, un posible cambio de su situación si no renueva con el Athletic puede tener consecuencias. Él prefiere no pensar en ello.

"Voy a trabajar para que Julen siga confiando en mí y pueda seguir entrando en las siguientes convocatorias. Ojalá sea portero de presente y futuro de la selección. De momento me siento feliz y disfruto al máximo este momento". Soy jugador del Athletic y estoy tranquilo. Estoy jugando en mi club, disfrutando y me ha llegado un momento con la selección, en una fecha y un estadio que voy a recordar para siempre", sentenció.