Javier Fernández, segundo tras el ejercicio corto, que lideró Hanyu

Javier Fernández, segundo tras el programa corto, buscará la gloria olímpica desde esa plaza en la prueba de patinaje artístico de los Juegos de PyeongChang, a cuatro puntos de su gran rival, el japonés Yuzuru Hanyu, defensor en Corea del Sur del título que ganó hace cuatro años en la cita de Sochi (Rusia).

Hanyu, de 23 años, que llevaba sin competir desde noviembre debido a una lesión de ligamentos en el pie derecho, demostró que no se ha resentido para nada de sus dolencias y causó furor entre los aficionados japoneses, la gran mayoría de los presentes en el Ice Arena de Gangneung.

Los jueces valoraron su ejercicio en 111.68 puntos, exactamente 4.10 más que el de SuperJavi -de 26-, que llegó a Corea con la intención de resarcirse de los Juegos de Sochi, donde, al acabar cuarto, se quedó a las puertas del podio.

DUELO POR EL ORO

Después de lo sucedido e en el Palacio de Hielo de Gangneung parece claro que el campeón madrileño, que acaba de firmar hace un mes, en Moscú, su sexto título europeo -seguido-, se las tendrá que ver de nuevo con su principal rival. En una prueba en la que otro japonés, Shoma Uno, ocupa el tercer puesto, con 104.7 puntos; y el chino Boyang Jin fue el único, junto a los anteriores, en rebasar la centena, al sumar 103.32 unidades.

El perfeccionista de Cuatro Vientos y el astro nipón -cuyos fanáticos seguidores llenan (literalmente) la pista tras sus actuaciones con los innumerables peluches del osito 'Winnie the Pooh' que le lanzan desde las gradas- comparten pista de entrenamientos, en Toronto (Canadá); y técnicos, el prestigioso Brian Orser y su 'segunda', la también canadiense Tracy Wilson.

"CUATRO PUNTOS NO SON NADA"

Javier Fernández declaró que está "muy cerca" del líder, el japonés Yuzuru Hanyu, que "cuatro puntos no son nada" y que "mañana puede ser un gran día". "Estoy muy satisfecho, creo que ha sido un programa excepcional, un programa bueno. 107 puntos al fin y al cabo son muchos puntos para competir mañana, en el programa largo", dijo.

"Y estoy muy cerca, también, de Yuzuru (Hanyu). Cuatro puntos, que es la diferencia que tenemos, no son nada", explicó. "Con eso es con lo que me quedo. Sí que es cierto que, como he patinado bien, estoy a gusto con este segundo puesto. Pero me he entrenado y estoy preparado para ser el primero, pero todavía tiene que haber un mañana", dijo el madrileño, doble campeón mundial y séxtuple de Europa.

"Tengo que competir. Tendremos que sumar los puntos; y ver al final quién es el que mejor ha patinado. Sí que estaría contento con un podio, pero el sueño sería ser el primero", manifestó a Efe el perfeccionista de Cuatro Vientos.