2-1. El Inter sufre, gana y está a un punto de la Final a Cuatro

Movistar Inter
Movistar Inter |@InterMovistar

El Movistar Inter golpeó, sufrió y ganó al Deva rumano (2-1) en la segunda jornada del grupo D de la ronda elite de la Copa de Europa, ya a sólo un empate el domingo con el Kairat Almaty de la Final a Cuatro, después de un ejercicio práctico, sufrido a veces en el segundo tiempo, que acabó con un triunfo esperado.

La clasificación aún sigue pendiente, como se preveía, del último duelo ante el equipo kazajo, su rival en las semifinales del torneo del pasado curso y cumplidor con un triunfo horas antes frente al Braga (1-4), los dos a la espera del choque final por la Final a Cuatro. Al Inter le valen dos marcadores; al Kairat sólo uno.

CON OCASIONES

El inicio del actual campeón fue imponente por ambición, por velocidad y por ocasiones. También por el 1-0 de Ricardinho en el primer minuto, en el que le había dado tiempo antes a estrellar un balón en el poste en una secuencia de ocasiones que demostró quién era el favorito a pesar de la resistencia del Deva.

Todo estaba bajo su control, porque no había inquietudes atrás, porque el ataque era un monopolio del conjunto madrileño y porque el 2-0 de Ortiz, que sorteó a dos rivales y marcó con la izquierda, amplió la ventaja del Inter, que perdió luego por lesión al portero Álex González, reemplazado bajo palos por Jesús Herrero.

No había duda entonces del ganador del choque; sí alguna más después, cuando su oponente apareció por momentos por la portería local en el primer tiempo y cuando el conjunto rumano, entre la relajación del Movistar Inter, apretó el partido y el marcador en el segundo periodo, con el 2-1 de Paulo Ferreira a pase de Obada.

FALTA DE GOL

Una inquietud para el equipo madrileño, alertado por el gol a falta de doce minutos, preocupado ante tal panorama, también ante el ritmo lento, conformista y planeado con el juego de cinco de su oponente, mientras el tiempo corría y el Inter no sentía el duelo con todo el control que quería. Tampoco lo tenía resuelto.

Sólo había un gol de diferencia con mucho por competir contra un adversario inferior, pero capaz de ponerle en apuros, de provocar sus errores o de silenciar a ratos el público del pabellón de Torrejón de Ardoz, aliviado con la bocina final, con el 2-1 en el marcador y ya a un empate el domingo de la Final a Cuatro.

FICHA TÉCNICA:

Movistar Inter: Alex González, Ortiz, Pola, Ricardinho, Gadeia -cinco inicial-; Taffy, Rafael, Elisandro, Bebe, Daniel, Solano y Jesús Herrero

Deva: Tonita, Panzaru, Marius Matei, Paulo Ferreira, Florin Matei -cinco inicial-; Igna, Obada, Csoma y Stoica

Goles: 1-0, m. 1: Ricardinho. 2-0, m. 9: Ortiz. 2-1, m. 28: Paulo Ferreiro

Árbitros: Pascal Lemal (Bélgica), Angelo Galante (Italia) y Sasa Tomic (Croacia). Amonestaron a Csoma, por parte del Deva (m. 15), y a Daniel, por parte del Movistar Inter (m. 30)

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo D de la Ronda Elite de la Copa de Europa de fútbol sala disputado en el pabellón Jorge Garbajosa de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz ante unos 2.500 espectadores