Iker corona y engalana a la diosa

Iker corona y engalana a la diosa

El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, ha sido el encargado de cerrar los festejos del equipo blanco por la consecución de su decimonoveno título de la Copa del Rey, con la habitual ceremonia de la visita al monumento de la Diosa Cibeles, donde el mostoleño le colocó una bufanda a la Diosa del madridismo.

El Madrid llegó a la plaza madrileña pasadas las 4.00 horas, momento en el que el portero madridista tomó el camino de la pasarela que el Ayuntamiento instaló para la ocasión, para acabar la larga fiesta de los miles de aficionados del Real Madrid presentes allí.

Arbeloa y Ramos han sido los encargados de encabezar la comitiva blanca en Cibeles. Este último ha cargado con el trofeo durante varios momentos del trayecto, aguantando las bromas que se vienen repitiendo desde la caída de la Copa de hace tres años.

Poco después, como establece el protocolo, Casillas ha sido el encargado de ofrecer el título a la Diosa Cibeles y colocarle la bufanda madridista. Bale, uno de los principales protagonistas del encuentro, ha grabado cada uno de los detalles de su primera gran celebración con la afición merengue en la emblemática plaza.

Este acto puso fin, a falta de las visitas oficiales protocolarias, a los festejos de la decimonovena Copa del Rey en la historia del club capitalino. Un título que logró horas antes, en Mestalla (Valencia), donde doblegó al FC Barcelona en una vibrante final que acabó 2-1 favorable al Real Madrid gracias al tanto de Bale en el minuto 85.