Ibaka y Durant hacen posible la remontada de los Thunder

Una vez más la figura del alero Kevin Durant surgió en el ataque de los Thunder de Oklahoma City y con 36 puntos, siete asistencias y cinco rebotes les permitió remontar una desventaja de 14 tantos en la segunda parte y vencer a domicilio por 92-104 a los Rockets de Houston.

Los Thunder, que se fueron al descanso con un parcial adverso de 59-73, vieron como en el tercer periodo el ataque de los Rockets desapareció y lo mismo sucedió en el cuarto para combinarse con sólo 19 puntos por 45 que logró el equipo de Oklahoma City.

Los responsables de la remontada, al margen de la figura de Durant, volvió a ser el ala-pívot congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka que fue una vez más la gran figura del equipo en el juego bajo los aros y aportó un doble-doble de 21 puntos y 15 rebotes.

INTRATABLE BAJO LOS AROS

Ibaka jugó 38 minutos, el segundo que más tiempo estuvo en el cancha, sólo superado por Durant (43 minutos), y anotó 10 de 13 tiros de campo, incluido el único triple que hizo, no fue a la línea de personal.

El jugador internacional español estuvo intratable bajo los aros, especialmente en el de los Thunder al capturar 11 rebotes defensivos, y puso cinco tapones espectaculares, que no tuvieron respuesta por parte de los hombres altos de los Rockets.

"Me he sentido muy a gusto tanto en ataque como el defensa", declaró a EFE Ibaka. "Creo que cada vez soy mejor jugador y lo demuestro en el campo, aunque tengo que seguir trabajando duro".

Si Durant e Ibaka dominaron tanto en el juego exterior como interior, el base Reggie Jackson, que cada vez hace que se sienta menos la ausencia del lesionado Russell Westbrood, se convirtió en el segundo máximo encestador del partido al aportar 23 puntos, aunque falló seis de siete intentos de triples, y repartió cuatro asistencias.