Los 'Hispanos', los únicos favoritos en jugar las semifinales

La selección española de balonmano fue la única de las cuatro grandes favoritas en cumplir con los pronósticos y disputará el próximo viernes la semifinales de un Europeo de Polonia en las que se "colaron" inesperadamente Noruega, Alemania y Croacia.

Especialmente llamativo fue el caso del conjunto balcánico, que protagonizó la gran sorpresa del torneo al apear de la competición a Polonia, tras imponerse este miércoles por un demoledor 24-37 al conjunto anfitrión.

CROACIA DA LA SORPRESA

Una auténtica paliza que dejó enmudecidos a los más de 15.000 espectadores que abarrotaron el Tauron Arena de Cracovia, incapaces de creer el desplome del conjunto polaco, que solo fue capaz de anotar un gol en los doce primeros minutos de la segunda parte.

Circunstancia que no desaprovechó Croacia, que necesitaba ganar por más de once goles para acceder a la semifinales, para romper definitivamente el duelo y la ilusión de toda Polonia con un contundente 24-37 final.

Un marcador que además de a Polonia dejó fuera de las semifinales a la todopoderosa Francia, la vigente campeona olímpica, mundial y continental, que tras caer este miércoles por 24-29 ante la sorprendente Noruega necesitaba de un triunfo polaco, aunque no tan contundente, para poder luchar por las medallas.

hispanos_foto3.jpg
hispanos_foto3.jpg

NORUEGA, POR PRIMERA VEZ

Semifinales en las que si estará Noruega, al gran sensación del torneo, que por primera vez en su historia peleará por las medallas en un Campeonato de Europa, tras vencer (24-29) a Francia con una sensacional actuación del lateral Kent Tonnesen, autor de seis tantos.

Mucho más coral fue el triunfo de Alemania, que dejó fuera de las semifinales a Dinamarca, tras imponerse hoy por 25-23 al equipo danés, en un choque en el que el técnico alemán, el islandés Dagur Sigurdsson, ganó claramente la partida a su compatriota Gudmundur Gudmundsson, el seleccionador danés.

Por su parte, España tuvo que refugiarse en su defensa, en la que jugó un papel fundamental un Gedeón Guardiola que hoy regresó al equipo tras perderse los dos últimos choques por lesión, para vencer por 25-23 a Rusia y acceder unas semifinales en las que se medirá el próximo viernes con Croacia.

Por su parte, Noruega y Alemania se disputarán el otro puesto en una final en la que en esta ocasión además del oro estará en juego un billete para los Juegos Olímpicos de Río.