Los 'Hispanos' se mueven entre el optimismo y la realidad

La selección española de balonmano amaneció, tras la derrota (23-27) encajada ante Dinamarca, entre el optimismo de saber que aún tiene opciones de alcanzar las semifinales del Europeo de Polonia y la realidad de saber que el conjunto español ya no depende de sí mismo para entrar en la lucha por las medallas.

Una circunstancia que ha llenado de números y cálculos todas las conversaciones de los internacionales españoles, que para poder pelear por el podio necesitan vencer a Hungría y Rusia, además de esperar que Alemania no gane por entre tres y cinco goles a Dinamarca en la última jornada.

ENTRERRÍOS: "HAY QUE GANAR A HUNGRÍA Y RUSIA"

"Es algo que no obviamos, tenemos muy claro que es algo que nos puede pasar, pero debemos centrarnos en lo que está en nuestra mano que es tratar de ganar a Hungría y Rusia por el mayor número de goles posible", señaló Raúl Entrerríos, capitán del conjunto español.

Un mensaje que repitieron una y otra vez todos los integrantes del equipo, que prefieren centrarse en sus propios compromisos, aunque ninguno deja de pensar en los encuentros de sus rivales directos.

BAENA: "SI HAY QUE ECHAR CUENTAS, YA LO HAREMOS EN SU MOMENTO"

"Todo se piensa, porque estamos pensando las veinticuatro horas, pero lo que tenga que pasar, pasará. Nosotros tenemos que estar centrados en lo nuestro, en los partidos con Hungría y Rusia y cuando llegue el último partido, si hay que echar cuentas ya lo haremos en ese momento", comentó el pivote Rafa Baena.

Y es que el primer factor de la ecuación para que España alcance las semifinales pasa por ganar meste martes (18:15) a Hungría y el jueves (20:30) a Rusia.

"Para todos esos cálculos hacen falta primero dos victorias, algo que no será nada fácil, por eso desde que acabó el partido con Dinamarca dejamos claro que había que centrarse en Hungría y Rusia, porque las esperanzas son muchas, todavía no estamos apeados de las semifinales", afirmó el seleccionador español Manolo Cadenas.

VALERO RIVERA: "SE NOS HA COMPLICADO UN POCO"

Igualmente confiado se mostró el extremo Valero Rivera que no sólo apostó por la victoria del equipo español sobre húngaros y rusos, sino que cree firmemente además en un triunfo de Dinamarca sobre Alemania, que dejaría a los "hispanos" el camino libre hacia las semifinales.

"Se nos ha complicado un poco, pero yo confío en que nosotros ganemos nuestros dos partidos y luego que Dinamarca gane a Alemania. Además Dinamarca tiene que jugar antes con Suecia, un partido difícil. Todavía pueden pasar muchas cosas, quedan muchos partidos y nosotros debemos centrarnos en ganar los nuestros", indicó Rivera.

DUJSHEBAEV: "NO SERÁ NADA FÁCIL GANAR A HUNGRÍ Y RUSIA"

En este sentido, el lateral Alex Dujshebaev, que este martes se enfrentará a su padre, Talant Dujshebaev, actual entrenador de la selección húngara, advirtió de que nada puede distraer al equipo español, ya que como aseguró no será "nada fácil" ganar a húngaros y rusos.

"Es un palo saber que no dependemos de nosotros, pero sabemos que si ganamos los dos partidos que nos faltan tenemos opciones de estar en semifinales y eso es lo que tenemos que hacer, centrarnos en Hungría y Rusia, porque no será nada fácil ganar a ninguno de los dos", señaló Dujshebaev.

Dificultades que no hacen más que motivar al equipo español, que como recalcó Raúl Entrerríos sigue "vivo" en la lucha por acceder a las semifinales y no piensa rendirse hasta que las matemáticas digan lo contrario en su lucha por acceder a la pugna por las medallas.

"Estamos vivos, a día de hoy nadie puede decir que estamos fuera de las semifinales y en la filosofía de este equipo no hay lugar nunca para rendirse y bajar los brazos", concluyó el capitán del conjunto español.