Higuero, Checa y consolidan a España entre los grandes de Europa

Higuero, Checa y consolidan a España entre los grandes de Europa
Higuero, Checa y consolidan a España entre los grandes de Europa

Las victorias de Juan Carlos Higuero (3.000) y Dolores Checa (5.000), unidas a las de Manuel Olmedo (1.500) y Jesús España (5.000) en la primera jornada, pusieron hoy la guinda a una gran actuación del equipo español, que conservó sin agobios en Estocolmo su puesto entre las grandes potencias del atletismo europeo.

La lluvia, que presidió la segunda jornada en el estadio de Estocolmo (la pértiga hubo de disputarse a cubierto), rebajó al principio el entusiasmo del equipo español, pero el triunfo de Higuero enderezó el rumbo del equipo, que terminó séptimo.

Rusia, pese al cero en triple (tres nulos de Aleksey Fiodorov), revalidó con gran autoridad su título al sumar 375 puntos a falta de la pértiga, que hubo de disputarse en otro pabellón por la lluvia. A continuación se clasificaron Alemania, Ucrania, Gran Bretaña, Francia, Polonia, España, Italia y Bielorrusia. la República Checa, Portugasl y Suecia, los tres equipos que ascendieron en 2010, regresan a la segunda división.

El extremeño Javier Cienfuegos, plusmarquista mundial júnior de martillo, había inaugurado la jornada bajo la lluvia con una marca de 72,11 en martillo y un octavo puesto por debajo de sus expectativas, un mes después de lanzar 75,31 en Madrid.

A continuación, Jackson Quiñónez ganó la primera serie de 110 metros vallas con la mejor marca española del año (13.71), que le dio el tercer puesto general y 10 puntos al equipo español, cada vez más alejado de los puestos de descenso.

En 800, Antonio Reina, líder español del año con 1:45.55, pasó en cabeza el 400 en 52.07 pero se lesionó en la recta final, cuando quiso responder al cambio del ruso Ivan Tukhtachev, cayendo del segundo al décimo puesto (1:48.56). Es la misma lesión que le apartó de la elite mundial hace dos años. La victoria fue para el polaco Adam Kszczot, campeón de Europa en sala, con 1:46.50.

España se metía en problemas, sobre todo porque a continuación Josephine Onyia se durmió en la salida (309 milésimas) y terminó décima en 100 metros vallas con un pobre registro de 13.60. El margen de seguridad con respecto al descenso era de solo 6 puntos.

Juan Carlos Higuero, dos veces vencedor en 1.500, tranquilizó los ánimos con su victoria en 3.000. Era su tercer triunfo en la historia del campeonato, después de dos en 1.500. El burgalés controló se colocó a la espalda del ruso Yegor Nikolayev en el penúltimo paso por meta y le batió con un fuerte cambio a la salida de la última curva. El español acreditó un registro de 8:03.43.

Nuria Fernández, actual campeona de Europa de 1.500, "pinchó" en la recta final. Había empezado la última vuelta en cabeza pero el último cien se le hizo interminable y retrocedió al quinto puesto con 4:07.82. La madrileña hubiera preferido correr los 3.000, pero la Federación Española prefirió a Natalia Rodríguez.

Ruth Beitia estrenó capitanía con un tercer puesto en altura. La cántabra agotó con el listón en 1,92 los cuatro nulos de que disponía cada atleta a lo largo de todo el concurso y se quedó en 1,89, la misma altura que superaron las dos primeras, la sueca Emma Green y la ucraniana Viktoriya Styopina.

En 5.000, Dolores Checa, en posesión de la mejor marca europea del año (14:46.30), tomó la cabeza desde la salida y se exhibió en una cabalgada en solitario a partir del tercer kilómetro. La valenciana obtuvo su segunda victoria en la Superliga con un tiempo de 15:16.86. Doce segundos después llegó Yelena Zadorozhnaya.

En la última carrera individual, Abdelaziz Merzoughi, que llegó en patera a Lanzarote en 2006 y debutaba hoy con la selección sénior, obtuvo a sus 19 años un estimable quinto puesto con 8:38.75.