Giro: Rogers se adjudica en solitario la undécima etapa

Michael Rogers
Michael Rogers |Telemadrid

El ciclista australiano Michael Rogers, del Tinkoff-Saxo, se impuso en solitario en la undécima etapa del Giro de Italia, disputada este miércoles entre las localidades de Collecchio y Savona sobre 249 kilómetros, mientras que su compatriota Cadel Evans (BMC) sigue con la maglia rosa tras otra jornada tranquila.

En una etapa maratón y con un puerto de segunda categoría, el Naso di Gatto, situado peligrosamente en el tramo final, los aspirantes apenas se movieron y Evans vivió un día sin problemas de cara a afrontar este jueves la contrarreloj larga donde puede ampliar su renta de cara a los días decisivos de la 'corsa rosa'.

CON TODO POTENCIA

Con todo, la gloria fue nuevamente para otro australiano. Michael Matthews (Orica-GreenEdge) y el veterano ganador del Tour de Francia de 2011 ya habían brillado y en esta ocasión fue Rogers el que puso nuevamente a su país en primera línea con un triunfo donde demostró su potencia para poder competir en solitario contra sus perseguidores y que le sirvió para tomarse una revancha.

Y es que el tricampeón del mundo de contrarreloj vio como en abril la Unión Ciclista Internacional (UCI) le levantaba la sanción que caía sobre él por un positivo por clembuterol en la Japan Cup, pero que logró demostrar que fue por consumo de carne contaminada en China, donde había estado anteriormente, y no de forma voluntaria.

El ciclista de Canberra retornó a la actividad en la Lieja-Bastoña-Lieja y pudo entrar en la lista para competir en el Giro de Italia, donde pudo confirmar su revancha y alzarse con su primera victoria en una gran vuelta.

El día comenzó con una larga escapada, donde estaban el español Dani Moreno (Katusha) o el irlandés Nicolas Roche (Tinkoff-Saxo), llamado a ser protagonista hasta su caída en la dura etapa del pasado jueves, como nombres más destacados. El pelotón de favoritos, siempre controlado por el BMC, dejó maniobrar sabedor de que el Naso di Gatto les ayudaría a dar caza de los fugados.

El equipo de la maglia rosa' comandado por el español Samuel Sánchez, mandó en el ascenso al puerto de segunda categoría, donde fue engullendo a todos los fugados, y donde nadie se atrevió a inquietar a Cadel Evans, esperando una mayor dureza. El único damnificado fue el italiano Diego Ulissi (Lampre-Merida), séptimo clasificado y que se descolgó lastrado por una caída en la etapa.

El terreno de descenso acabó por confirmar la vuelta a la normalidad y fue entonces el momento que aprovechó Michael Rogers para acelerar. El australiano dejó claras sus dotes de rodador en solitario y pronto abrió una brecha lo suficientemente grande para poder levantar los brazos en solitario en la meta, ante un pelotón que no se organizó lo suficiente para inquietarle.

ETAPA:

1. Michael Rogers (AUS/Tinkoff - Saxo) 5:48:07.

2. Simon Geschke (ALE/Giant) a 10.

3. Enrico Battaglin (ITA/Bardiani Valvole) m.t.

4. Wilco Kelderman (HOL/Belkin) m.t.

5. Gianluca Brambilla (ITA/Omega Pharma - Quick-Step) m.t.

GENERAL:

1. Cadel Evans (Australia / BMC Racing) 48:39:04.

2. Rigoberto Uran (COL/Omega Pharma-Quick-Step) a 57.

3. Rafal Majka (POL/Tinkoff-Saxo) 1:10.

4. Domenico Pozzovivo (ITA/AG2R) 1:20.

5. Steve Morabito (SUI/BMC Racing) 1:31.