Garitano se despide entre lágrimas: "Soy uno más, yo no me voy"

El entrenador del Leganés, Asier Garitano, aseguró que el club pepinero ha hecho "todo lo posible" para lograr su continuidad al frente del primer equipo, pero apeló a sus sensaciones para dejar la entidad madrileña, a la cual llegó en 2013 en Segunda B y de la que se despide como técnico de Primera División tras dos temporadas y unas semifinales de la Copa del Rey.

"La decisión ha sido muy difícil, pero creo que lo tenía que hacer. Se lo comuniqué al club cuando conseguimos el objetivo, aunque no siento esto como una despedida. Soy hijo adoptivo de esta ciudad y soy uno de vosotros", dijo el técnico vasco, cuyo adiós al Lega llenó al completo este miércoles la sala de prensa del estadio Municipal Butarque.

"CREÍA QUE ERA EL MOMENTO"

"Soy uno más, yo no me voy. Tuvisteis la mala suerte de adoptarme como hijo y aquí me quedaré", añadió visiblemente emocionado. "Sé que es difícil tomar decisiones de estas. Es valiente, pero lo que he pedido a otra gente lo tenía que hacer yo también. Creía que era el momento y decidí acabar aquí. Me voy tranquilo conmigo mismo. Siento que las cosas son así", manifestó el de Bergara, que agradeció a sus compañeros del cuerpo técnico, Junta Directiva, trabajadores del club, jugadores y, por supuesto, la afición.

Pero hubo un agradecimiento especial, a Martín Mantovani, el capitán y quién le ha acompañado en esta travesía que ha durado el último lustro. "Quiero darle las gracias en representación de todos los jugadores que he tenido. Esa humildad es la que representa a Leganés. Le comuniqué la decisión a él primero antes que al resto de la plantilla", agregó Garitano.

EL ESFUERZO DEL LEGANÉS

"El club ha hecho todo lo posible para que me quedase. El Leganés está por encima de todo, el equipo seguirá por encima de todo", insistió Garitano antes de ser repreguntado por su adiós. "Ha llegado sin más. Sentía que tenía que hacerlo, pero no ha habido nada en concreto que me haya llevado a ello. Después de cinco años era la sensación que tenía", comentó.

Además, el técnico vasco explicó que no tiene ningún acuerdo con otro club y que es posible que empiece la temporada y no tenga "nada". "Soy honesto y ya dije que no tengo nada cerrado. Ahora quiero intentar buscar algo diferente", admitió sobre las exigencias de entrenar un equipo que tenga más aspiraciones que el conjunto 'pepinero'.

Por último, Garitano espera que se le recuerde en Leganés con "normalidad". "Siento y he sentido la cercanía y el cariño de la gente. La gente de Leganés es parte de mí, dejo muchos amigos aquí", finalizó el todavía técnico del Lega, que confesó que le "hubiera gustado ganar la Copa del Rey" demostrando que ambición y humildad no son incompatibles. "Estoy muy contento de lo que hemos hecho, de lo que hemos crecido y de lo que crecerá el club", sentenció.