El Fuenlabrada firma el retorno del pívot serbio Stevic

OliverStevic
OliverStevic |@bfuenlabrada

El Urbas Fuenlabrada ha alcanzado un acuerdo con el pívot serbio Oliver Stevic, que reforzará al equipo madrileño hasta el 30 de noviembre con opción a continuar hasta final de temporada, lo que supone el retorno del interior de 36 años al conjunto en el que ya estuvo en la campaña 2015-16.

Stevic, de 2,04 metros y con una dilatada experiencia en el baloncesto español, que incluye Bilbao Basket, Morabanc Andorra, San Pablo Burgos y Joventut de Badalona, regresa para reforzar el juego interior del conjunto madrileño, que acordó la salida del ucraniano Vyacheslav Bobrov a principios de semana.

El Fuenlabrada, último de la Liga Endesa y único equipo de la competición que no conoce la victoria después de cinco partidos disputados, que esta semana ha cambiado su entrenador con la salida de Paco García y la llegada de Javier Juárez, continúa reestructurando su juego interior.

Si la semana pasada dio de baja al estadounidense Robert Upshaw para traer a su compatriota Shevon Thompson, esta ha firmado la salida de Bobrov para incorporar a Stevic, que ya se encuentra en Fuenlabrada para adaptarse al conjunto fuenlabreño lo antes posible.

La hoja de ruta del Urbas Fuenlabrada
La hoja de ruta del Urbas Fuenlabrada
La hoja de ruta del Urbas Fuenlabrada

La hoja de ruta del Urbas Fuenlabrada

Stevic jugó en su anterior etapa en el Fuenlabrada 32 partidos, en los que aportó una media de 7 puntos y 3,8 rebotes por encuentro, formando una efectiva pareja interior con el croata Josip Sobin, en una campaña en la que el conjunto madrileño jugó la Copa del Rey y los playoffs por el título de la Liga.

"Con mi experiencia en esta Liga quiero ayudar a los chicos que están por primera vez en esta competición y subir un poco el nivel defensivo", manifestó el veterano jugador interior de 36 años en declaraciones ofrecidas por el club.

"Después de cinco años estoy otra vez aquí, conozco todo más o menos, no necesito mucho tiempo para acostumbrarme. Mi edad ha cambiado, he perdido un poco de pelo, pero más o menos todo es lo mismo", bromeó el interior balcánico.

El nuevo pívot del Urbas consideró que la cohesión en el equipo será clave para revertir la actual situación. "Tenemos que estar juntos, en los momentos buenos y los malos, que seguro que los vamos a tener, entrar en el partido con buena energía, luchar por cada balón en juego y confiar en la victoria", señaló.