Froome: "Ha sido un Tour difícil encima y fuera de la bicicleta"

Chris Froome, ganador del Tour de Francia, señaló tras bajar del podio que su segunda victoria en la Grande Boucle había sido "muy difícil tanto encima como fuera de la bicicleta".

"El Tour es una carrera muy difícil, tanto sobre la bicicleta como fuera de ella. He tenido dificultades hasta el final, claro, pero así es el ciclismo y así es esta carrera", comentó. Froome explicó sus sentimientos nada más cruzar la línea de meta con todo el equipo Sky unido. "¿Qué puedo decir?", Estoy muy emocionado. Esta carrera es muy grande, tal vez demasiado. Al pasar la línea de meta con mis compañeros se me han juntado muchos sentimientos", dijo.

Sobre el ambiente hostil que ha encontrado por las sospechas de dopaje que le han costado incluso agresiones en carrera por parte de algunos espectadores, Froome dijo que le pareció algo "difícil de creer". "Ha habido momentos de mucha tensión, no me lo podía creer, pero estas cosas pasan en el ciclismo de 2015", concluyó. A pesar de los momentos duros, Froome se mostró agradecido a los aficionados.

"Gracias a los aficionados, creo que se abre una nueva era en el ciclismo, el maillot amarillo es especial y ahora conozco su lado bueno y malo. Esta prenda nunca la maltrataré y siempre estaré orgulloso de haberla vestido", afirmó. Finalmente, el campeón del Tour se refirió a su equipo y entorno más próximo.

CONTADOR: "YA TENGO LA CABEZA EN EL TOUR 2016"

Alberto Contador (Tinkoff) ya tiene en mente "el Tour de 2016" tras finalizar en quinta posición la 102 edición, que terminó en París con el triunfo final del británico Chris Froome (Sky) y el triunfo de etapa del alemán Andre Greipel (Lotto Soudal).

"Se puede decir que ya tengo en la cabeza el Tour de 2016, pero ahora hay que terminar la temporada, descansar y planificar la próxima. Ahora iré a la Clásica de San Sebastián, luego dejaré la bici y después de las vacaciones habrá que empezar a pensar en el trabajo de base", dijo.

Contador, dos veces ganador del Tour, dijo que echaba de menos subir al podio. "Allí es donde mejor puedes estar, pero no siempre se puede. Vamos a ver si el año que viene es posible, a por ello volveré", señaló. El ciclista de Pinto dijo que el equipo trató de preparar el esprint de París para su compañero eslovaco Peter Sagan, pero "la lluvia hizo que se pusiera el final muy peligroso", concluyó.

VALVERDE: "AHORA QUIERO SER CAMPEÓN DEL MUNDO"

Alejandro Valverde (Movistar), tercero en el Tour de Francia, dijo antes de subir al podio que "ya no quedan lágrimas" y que se trataba de "un momento muy emotivo. No me quedan lágrimas, estoy muy contento porque esperaba esto desde hace mucho tiempo. Es algo muy emotivo", dijo.

Tras bajar del cajón, aseguró que "el Tour es especial, lo más grande, un honor estar ahí". Un premio al "sacrificio tras muchos kilómetros" y algo que no había logrado nunca en su extenso palmarés: "Pensaba que no lo iba a conseguir".

Además, habló de los retos futuros: "Aún quedan muchas cosas buenas, ahora quiero ser campeón del mundo". Sobre la Vuelta, cree que estará: "A día de hoy me siento cansado, pero me recuperaré bien".

QUINTANA: "SOY MÁS MADURO, MÁS LÍDER"

El colombiano Nairo Quintana se mostró "orgulloso" del segundo puesto logrado en el Tour de Francia 2015, y aseguró que se lo puso difícil al ganador, el británico Chris Froome: "Creo que Froome es un gran rival y que yo le he hecho sufrir para ganar. Es un ciclista muy fuerte que merece la victoria. Ha trabajado duro para conseguirla", indicó el jefe de filas del Movistar.

El menudo ciclista de Boyacá señaló que tiene por delante muchos años para tratar de conquistar el Tour y superar a Froome. "Tengo años por delante muchos años para ganar esta carrera, solo tengo 25 años", señaló.

Quintana reiteró que de este Tour se lleva cosas positivas que le servirán en el futuro: "Creo que he madurado, me siento más preparado y responsable", aseguró. El colombiano también dejó entrever su presencia o no en la Vuelta a España: "Dependerá de mi estado físico"