Fran Beltrán, el niño selección del Rayo

Fran Beltrán
Fran Beltrán |Telemadrid

El centrocampista madrileño Fran Beltrán, a sus 18 años y en su segunda temporada en el primer equipo, se ha convertido ya en una de las referencias del Rayo por su entrega y su juego, algo que no ha pasado desapercibido para los entrenadores de las categorías inferiores de la selección española.

Fran Beltrán ha sido convocado con la sub'19 para disputar un partido amistoso contra Portugal el 14 de noviembre en el estadio Do Bonfim de la localidad lusa de Setubal. No es la primera vez que acude a la llamada de la sub'19, puesto que hace un año, en noviembre de 2016, disputó el Torneo de Desarrollo de la UEFA, en el que España venció al superar a Georgia, Holanda y Francia.

DESTELLOS DE CALIDAD

Fue el salto natural de un jugador con proyección que ya venía dejando destellos de su calidad tiempo atrás y que llegó a jugar con las selecciones sub'17 y sub'18. En el Rayo, su condición de promesa de la cantera ha dado paso a una realidad. Debutó oficialmente con el primer equipo el 20 de agosto de 2016, frente al Elche, en el estadio Martínez Valero.

En su primera temporada, a las ordenes de José Ramón Sandoval, Rubén Baraja y Míchel, disputó 31 partidos, 23 como titular, y marcó un gol. En esta segunda, afianzado como titular, ha disputado todos los partidos de Liga con su equipo y se ha erigido en uno de los timones del Rayo desde el centro del campo.

El relevo generacional en el Rayo es evidente, pero en su caso además porque su irrupción ha relegado a un segundo plano al capitán Roberto Trashorras, que comenzó la temporada como titular, pasó a suplente y ya lleva varios partidos sin convocar por decisión técnica.

INTERÉS DE OTROS CLUBES

La irrupción de Fran Beltrán en el panorama futbolístico de primer nivel no ha pasado desapercibida para otros clubes, que se han interesado por su situación. En abril de este 2017, el Rayo se apresuró a prorrogar su contrato hasta 2020, subiendo su cláusula de rescisión.

"Para mí, el Rayo es el que me ha dado la oportunidad y ha confiado en míi. Cada vez que me pongo la camiseta pienso en trabajar por ella y hacer que la gente esté contenta. El sueño de debutar está cumplido, pero el sueño de todo futbolista es seguir creciendo y llegar lo más alto posible", dijo hace unos meses el jugador, tras renovar con el equipo madrileño.

CONFIANZA

La confianza que tiene Míchel en él es máxima. Lo ha demostrado dándole oportunidades a sabiendas que con su edad el margen de mejora es grande y los errores propios de la inexperiencia pueden aparecer.

La entrega que ha demostrado sobre el césped hasta el momento le han valido el cariño de la afición, que siempre le reconoce su trabajo con aplausos. Al igual que ocurrió con Míchel en su día, su condición de canterano y rayista de corazón lo han convertido en una referencia y en un nuevo ídolo para la hinchada.