Ferrer se jugará un puesto en la final contra Novak Djokovic

Nueva hazaña deportiva del español David Ferrer, cuarto cabeza de serie, que en otro partido memorable de cuatro horas y 31 minutos de lucha permanente le permitieron llegar por segunda ocasión en su carrera a las semifinales del Abierto de Estados Unidos, el último torneo de Grand Slam de la temporada.

El jugador valenciano declaró al concluir el partido, que había ganado en cinco sets, 6-3, 6-7 (5), 2-6, 6-3 y 7-6 (4) al serbio Janko Tipsarevic, octavo favorito, no tener palabras para expresar el espectáculo deportivo que dieron ambos tenistas en la pista central Arthur Ashe Stadium, de Flushing Meadows.

No importa ya lo que le pueda esperar a Ferrer en las semifinales, que será el ganador del duelo que van a protagonizar el serbio Novak Djokovic, segundo favorito, y el argentino Juan Martín del Potro, séptimo preclasificado, su triunfo ha vuelto a dejar al tenis español en todo lo alto, a pesar de la ausencia de Rafael Nadal, baja por lesión.

Desde el 2007 Ferrer no alcazaba las semifinales en el Abierto de Estados Unidos, pero ahora entrará a formar parte de la reducida lista de jugadores que no sólo dan espectáculo deportivo cuando están en el campo, sino que también inspiran admiración por la entrega permanente y el no dar ni una sola pelota por perdida.

"No tengo palabras para explicar lo que siento por la victoria, que ha sido muy difícil ante un gran rival como Janko (Tipsarevic), que también se la mereció porque es un gran jugador y lo hizo increíble", declaró Ferrer, de 30 años, a la televisión nada más concluir el partido.

Ferrer completó el partido con 49 golpes ganadores y 44 errores no forzados por 60 y 58, respectivamente, de Tipsarevic, que coloco 10 saques directos, sin dobles faltas, por 15 y 4 del jugador español. El triunfo de Ferrer llegó después de remontar dos sets en contra tras haber ganado el primero, perdido el segundo y el tercero, y en el quinto estar abajo 3-0, tras romperle Tipsarevic el saque en el segundo juego.

Pero Ferrer no se permitió darse por vencido y poco a poco recuperó su concentración en cada punto que jugaba para pasar de un parcial de 4-1 a empatar el partido a 4-4, tras conseguir romperle el saque a Tipsarevic en el séptimo juego.

A partir de ese momento, Ferrer había recuperó el control del partido y aunque Tipsarevic, de 28 años, le rompió el ritmo al pedir por segunda vez que lo atendiese el fisioterapeuta y consiguiese cuatro tantos seguidos (15-40) que le dieron el 5-4 a su favor, nada podía frenar ya a la determinación del jugador valenciano de lograr la victoria.

Ambos tenistas mantuvieron sus respectivos saques para forzar el segundo y último desempate del partido, en el que Tipsarevic inició el saque para ponerse 1-0 arriba. Ambos mantuvieron su servicio hasta el octavo punto cuando Ferrer logró la rotura que sería la definitiva al darle la ventaja con el parcial de 5-3.

Tipsarevic tampoco quería dejar de luchar y con un saque directo puso el 5-4, pero Ferrer aprovechó al máximo su saque y logró que su rival cometiese los dos últimos errores no forzados del partido, incluido el revés contra la red del jugador serbio con el que concluyó el extraordinario partido.

Mientras Ferrer se tiraba al cemento de la pista Arthur Ashe Stadium, el público puesto en pie le dedicó una atronadora ovación, que ya había dado antes que comenzasen el desempate, reconociendo que los dos jugadores se habían merecido su respeto por la entrega y el gran espectáculo deportivo que habían ofrecido. Luego cuando ambos se acercaron a la red para saludarse fue Tipsarevic el que tuvo un gesto excepcional al abrazase a Ferrer para felicitarlo por el triunfo conseguido y desearle suerte en la próxima batalla deportiva.

DJOKOVIC SE DESHIZO DE DEL POTRO

El serbio Novak Djokovic, segundo cabeza de serie, siguió su marcha triunfal en el Abierto de Estados Unidos y ganó por 6-2, 7-6 (7-3) y 6-4 al argentino Juan Martín del Potro, séptimo favorito, para llegar a las semifinales del último torneo de Grand Slam de la temporada.

Djokovic, de 25 años, tendrá como rival en las semifinales al español David Ferrer, cuarto cabeza de serie, que ganó por 6-3, 6-7 (5-7), 2-6, 6-3 y 7-6 (7-4) al serbio Janko Tipsarevic, en un partido maratoniano de cuatro horas y 31 minutos.

Djokovic, que llega a las décimas semifinales consecutivas de torneos de Grand Slam, tiene ventaja de 8-5 en los duelos con Ferrer, de 30 años, incluidos los triunfos que consiguió en los respectivos partidos de cuartos de final de los torneos del Abierto de Australia y el Masters 1000 de Miami, de este año.

El jugador serbio, actual campeón defensor del Abierto, mostró una vez más el gran momento de forma por el que atraviesa y no hizo ninguna concesión a Del Potro, que sólo jugó su mejor tenis hasta el empate a 5-5 del segundo set, cuando tuvo posibilidades de ganarlo tras haberle roto el saque a Djokovic, la única vez que lo perdió en todo el partido.

Pero el resto fue una completa exhibición por parte de Djokovic, que ahora tiene ventaja de 6-2 en los enfrentamientos contra Del Potro, y se vengó de la derrota que sufrió en los Juegos Olímpicos de Longres 2012 y que le impidió al número dos del mundo luchar por la medalla de oro.

Djokovic sólo necesitó 39 minutos para conseguir la primera manga en la que le rompió dos veces el saque a Del Potro, en el cuarto y en el décimo juego y se convirtió en un frontón desde el fondo de la pista.