La FIA no actuará de oficio por el adelantamiento de Vettel a Vergne

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) ha publicado un enigmático mensaje en Twitter en el que asegura que "no" hace milagros, una posible insinuación a la acción del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) del pasado domingo, cuando adelantó a un monoplaza de Toro Rosso con la bandera amarilla.

Si la organización de carrera o la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) hubieran castigado la situación, el ovetense se habría proclamado campeón del mundo. "No tengo milagros, Yo hago de las leyes correctas mis milagros. #Samurai", publicó el asturiano.

Alonso, que fue segundo en el circuito de Interlagos, no pudo hacerse con su tercer Mundial gracias a la remontada de Vettel. El español, que tiene dos cetros en su poder, se ha vuelto a quedar a las puertas de un nuevo campeonato. Ya le pasó de idéntica manera en su primera temporada en el 'Cavallino Rampante'.

LA FIA NO ACTUARÁ DE OFICIO

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) no actuará de oficio en el adelantamiento del alemán Sebastian Vettel al francés Jean-Eric Vergne durante el Gran Premio de Brasil, en el que aquél se proclamó campeón mundial, afirmó el español Joaquín Verdegay, vicepresidente de ese organismo, a la emisora 'ABC Punto Radio'.

"La FIA no puede actuar de oficio. El derecho de revisión sólo corresponde a las partes afectadas, en este caso a la escudería Ferrari, y lo tienen que hacer antes del 30 de noviembre. Si los más interesados no lo hacen, la FIA no lo hará. Todos los árbitros tienen derecho a equivocarse", dijo Verdegay.

"Los hechos no están tan claros ni son tan evidentes. No se ve tan claro que el adelantamiento se produzca con banderas amarillas. Si los comisarios lo hubieran visto, habrían impuesto un 'drive through- -paso por la calle de garajes-, pero Vettel habría podido compensar apretando más. También me cuesta ver que el Toro Rosso (de Vergne) se separe tanto cuando la carrera terminó con un coche de seguridad", agregó Verdegay.

En unas imágenes difundidas en internet parece que Vettel adelanta a Vergne cuando aún hay banderas amarillas (en este caso con un sistema de iluminación) en el circuito de Interlagos, algo que no está permitido.

El alemán consiguió acabar en el sexto puesto, suficiente para proclamarse por tercera vez consecutiva campeón mundial. El español Fernando Alonso (Ferrari) acabó en una insuficiente segunda plaza, y terminó el Mundial a tres puntos del germano.