El Estudiantes busca su 2ª victoria frente al Barça

Asefa Estudiantes Barcelona
Asefa Estudiantes Barcelona |Telemadrid

El Asefa Estudiantes visita esta noche (Telemadrid, 20.30) la cancha del vigente campeón de la Liga Endesa, el FC Barcelona Regal, e intentará conseguir su segunda victoria consecutiva esta temporada.

El Barcelona-Estudiantes es un partido clásico que se ha jugado 71 veces en liga desde 1956, pero los colegiales solo han ganado en la Ciudad Condal once veces. La última vez fue en la temporada 2008/09 y hay que remontarse hasta la 2000/01 para encontrar otro partido en que el Palau Blaugrana viera a Asefa Estudiantes conseguir la victoria. Sin embargo, el buen inicio del Estudiantes en Liga, que el domingo venció al Valencia Basket, hace presagiar un interesante duelo.

Eso sí, el conjunto madrileño se enfrenta a un Barcelona que lleva cinco meses sin perder. Lo hizo por última vez el 15 de mayo, cuando perdió en la última jornada de Liga Regular frente a Unicaja, y desde entonces ha sumado 18 victorias, con tres títulos incluidos: 8-0 en playoffs ante Unicaja, Caja Laboral y Bizkaia Bilbao Basket; balance de 9-0 en pretemporada incluyendo la Supercopa Endesa y la Lliga Catalana; y el debut en Liga Endesa en cancha del UCAM Murcia.

A pesar de este dato, el capitán de Asefa Estudiantes, Carlos Jiménez, que ha vuelto al equipo estudiantil cinco temporadas después, muestra optimismo y señala que: "es uno de los grandes partidos que vamos a disfrutar este año". El alero estuvo presente en la última derrota culé cuando militaba en Unicaja y, además, formaba parte de la plantilla colegial que eliminó a los blaugranas en cuartos de final de 2005.

Otros dos jugadores del Estudiantes y debutantes en la Liga Endesa como el dominicano Luis Flores y el norteamericano Cedric Simmons tienen ganas de jugar en casa del campeón. "En la cancha somos cinco contra cinco, saldremos a pelear y a jugar duro. Lo importante es hacer nuestro papel y luchar el máximo posible", advertía Flores.

Por su parte, Simmons tiene claro que "será difícil, pero somos jugadores de basket, no máquinas y cualquier cosa puede pasar, lucharemos hasta el final".