Dakar: Coma, con el título en bandeja

Marc Coma
Marc Coma |Telemadrid

El piloto de motos Marc Coma y el catarí Nasser Al-Attiyah en autos dieron un nuevo paso hacia sus respectivos títulos en el Dakar, tras cumplirse la undécima etapa que unió las ciudades de Salta y Termas de Río Hondo.

En la prueba de motos, el portugués Paulo Gonçalves (Honda) fue penalizado con quince minutos por cambio de motor, lo que lo relega en la lucha por el título, que le queda servido a Coma (KMT). Gonçalves suma quince minutos, mantiene la segunda plaza de la general pero queda a 20:12 del líder Coma, que se encamina hacia su quinta corona y la segunda consecutiva.

"COMA: "HAY QUE MANTENER LA TRANQUILIDAD"

"Queda poco y mucho a la vez. Si bien son dos días, si miras el kilometraje te asusta un poco así que hay que mantener la tranquilidad y hacer las cosas bien como lo venimos haciendo hasta ahora", dijo el vencedor de esta prueba en 2006, 2009, 2011 y 2014.

Barreda fue penalizado con 45 minutos por cambiar de motor por segunda vez, en una situación que el equipo Honda identifica como daños colaterales del final de la primera maratón cuando la lluvia y el salitre del Salar de Uyuni arruinó las máquinas.

En la undécima especial, Coma arribó de sexto, mientras que Gonçalves fue segundo a 1:17 del vencedor. El australiano Toby Price, quinto en la especial, trepó a al tercer lugar de la general, superando al chileno Pablo Quintanilla. El triunfo de hoy le correspondió a Barreda con un tiempo de 2h26:33 en lo que significó su quinta victoria en este Dakar 2015.

AL-ATTIYAH, ETAPA Y MÁS LÍDER EN COCHES

En la categoría autos, el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) ganó su quinta etapa en el Dakar y estiró su ventaja sobre el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), hasta los 29:01 minutos, para quedar a tiro de su segundo título a falta de dos especiales. El príncipe dominó por delante del argentino Orlando Terranova (Mini) y su escolta en la general, el sudafricano De Villiers.

El saudí Yazeed Alrajhi abandonó a unos kilómetros de la salida por problemas mecánicos con su Toyota, ocasión que derivó en que el polaco Krzysztof Holowczyc (Mini) se adueñara del último lugar del podio pese a la decimoctava ubicación de hoy.

Nani Roma (Mini) no pudo tomar la salida porque la organización lo descalificó tras haberse salteado tres 'way points' en la especial de ayer donde tuvo un accidente con tres vuelcos campana. La gran sorpresa fue el lituano Benediktas Vanagas, que en su tercer Dakar realizó su mejor etapa al volante de su Toyota Hilux, al terminar a 40 segundos del vencedor en la cuarta colocación.

El francés Stephane Peterhansel (Peugeot) fue séptimo en la especial de hoy y continúa siendo la punta de lanza de la marca francesa en la undécima plaza, todavía sin poder ingresar entre los diez mejores.

Entre los quads, el francés Christophe Declerck (Yamaha) se adjudicó la etapa, mientras que el paraguayo Nelson Augusto Sanabria Galeano quedó segundo y el sudafricano Willem Saaijman arribó tercero.

En la clasificación general, el polaco Rafal Sonik mantiene un cómodo liderato, con el argentino Jeremías González Ferioli en segundo lugar a 2 horas, 50 minutos y un segundo de distancia. El tercer puesto continúa siendo para el boliviano Walter Nosiglia (Honda).

En camiones no hubo modificaciones con las tres primeras posiciones para el Kamaz, con el ruso Airat Mardeev como líder, mientras que el holandés Hans Stacey (Iveco) se adjudicó la especial de hoy. Mañana será la penúltima etapa de esta séptima edición del Dakar con 1.024 kilómetros con dos extensos enlaces y una especial de 298 kilómetros entre Termas de Río Hondo y Rosario. EFE