El DUX Internacional de Madrid se muda de Boadilla a Villaviciosa

DUX Internacional de Madrid
DUX Internacional de Madrid |@intermadrid

El Internacional de Madrid, fundado en 2002, llegó en 2016 a Boadilla del Monte tras su paso por Moraleja de Enmedio. Cuatro años después hace de nuevo la mudanza, aunque estaba vez no muy lejos, a Villaviciosa de Odón.

El acuerdo establece que el DUX Internacional deberá ingresar al Ayuntamiento de Villaviciosa los importes de la cesión de uso de la instalación un total de 12.884,85 euros, por cada una de las dos temporadas que ha firmado.

Además, el ayuntamiento percibirá el 10% del ingreso por taquilla. El DUX Internacional se compromete además a donar a los campos de fútbol municipales material deportivo y otorgará becas a los niños de Villaviciosa de Odón por temporada deportiva para cualquiera de las escuelas de fútbol del municipio.

Sin embargo, los cambios en el equipo madrileño de Segunda B no se paran ahí. El cambio de sede llega tras su nueva denominación, DUX Internacional de Madrid tras la compra del club a cargo de DUX Gaming, equipo de eSports, deportes electrónicos, propiedad de DjMaRiio. Un club que cuenta con Thibaut Courtois (Real Madrid) y Borja Iglesias (Betis) como socios y embajadores de marca.

Uno de los socios del equipo es Carles Santaló, más conocido como Kolderiu y uno de los creadores de contenido de videojuegos FIFA y desde esta temporada también jugador del DUX Internacional.

El club de esports Dux Gaming ha dado un salto muy significativo, al convertirse en la primera entidad de este tipo que da el salto al deporte no digital al convertirse en copropietario. Hasta ahora, la relación de poder había sido siempre a la inversa, es decir, era el club de deporte profesional el que o bien creaba su división de deportes electrónicos, o bien llegaba a un acuerdo con un equipo ya existente.

Según explica el club, DUX Internacional de Madrid nace con la intención de "crear un nuevo modelo de entidad deportiva adaptada a las dinámicas actuales de consumo y entretenimiento, donde los esports estén a la misma altura que el fútbol, los seguidores tengan un papel activo en el club y las nuevas generaciones se sientan cómodas y representadas".