Correr un maratón es una exigencia física extrema

Primitivo Prieto es fisioterapeuta y colaborador de Mapoma y de FIFA. Primi nos cuenta que correr un maratón es una experiencia extrema en la que trabajan a destajo no sólo las piernas, sino también el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones y demás óganos internos.

Por eso hay que cuidarse, conviene hacerse un reconocimiento médico antes de correr el maratón, visitar al podólogo para poner a punto los pies, tratar los músculos de las piernas y la espalda en un fisioterapeuta y, atención, visitar al odontólogo porque resulta que cualquier problema dental, cualquier caries o dolor de muelas puede generar una rotura muscular.

Y para terminar, una recomendación, descansar y recuperarse después de un maratón, una prueba extrema en la que exponemos a nuestro cuerpo a un esfuerzo sobrehumano.