Copa: El Sporting roza la hazaña, paseo del Sevilla y sufrimiento del Deportivo

El Sporting de Gijón rozó la remontada ante el Betis en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey tras el 2-0 que encajó en el estadio del equipo verdiblanco, que al final empató 3-3 en El Molinón en un encuentro vibrante que dio la clasificación al conjunto andaluz.

Los hombres de Pepe Mel sufrieron muchísimo para aguantar el marcador favorable que consiguieron en el primer duelo. El Sporting no ahorró esfuerzos para los partidos de Liga y, con muchos jugadores poco habituales sobre el campo, salió desde el primer minuto a por el triunfo.

EL BETIS REMONTA

El cuadro asturiano se adelantó pronto en el marcador con un tanto del colombiano Bernardo Espinosa en el minuto 14 y no supo aguantar esa ventaja mucho tiempo, porque el holandés Ricky van Wolfswinkel se encargó de empatar el encuentro antes del final de la la primera parte.

El 1-1 no frenó al Sporting, que con la salida al campo de Alen Halilovic recuperó empuje para asustar a su rival. El croata se encargó de adelantar en dos ocasiones a su equipo y, con el 3-1 y a un solo gol de la remontada, la escuadra de Abelardo Fernández rozó el cuarto gol que le otorgaba la clasificación.

Sin embargo, el Betis, al final, con su rival volcado, marcó dos goles, obra de van Wolfswinkel y de Álvaro Cejudo, que acabaron con las ilusiones de todo el estadio de El Molinón.

EMOCIÓN EN RIAZOR

Algo de emoción hubo también en Riazor, donde el Deportivo defendía ante el Llagostera una ventaja de un gol. El 1-2 de la ida no intimidó a los catalanes, que durante diez minutos pusieron contra las cuerdas al conjunto gallego. Jordi López, de penalti en el minuto 79, contrarrestó el tanto inicial de Juan Domínguez y puso emoción al choque.

Aunque lo intentó, el Llagostera no aprovechó sus ocasiones finales y al final la sorpresa no saltó en Riazor. El Deportivo estuvo a un paso de jugar una prórroga muy incómoda tras firmar un partido gris.

PASEO SEVILLISTA

En el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el Sevilla cumplió con el trámite del Logroñés, al que venció 0-3 en el encuentro de ida. Unai Emery dio entrada a jugadores menos habituales en sus alineaciones y cumplieron con la confianza de su técnico.

En concreto, el italiano Ciro Immobile y José Antonio Reyes, que marcaron los dos tantos del cuadro andaluz. Lo hicieron en la primera parte y, en la segunda, con todo el trabajo completado, el Sevilla dejó pasar el tiempo para firmar un global contundente: 5-0, y a octavos.

EL ESPANYOL DE GALCA, ADELANTE

También consiguió un billete para la siguiente ronda de la Copa del Rey el Espanyol, que estrenó en el banquillo al entrenador rumano Constantin Galga. El sustituto del destituido Sergio Sánchez tenía que afrontar un partido incómodo después del 1-1 del partido de ida contra el Levante.

Los aficionados de Cornellá-El Prat vieron una victoria trabajada de su equipo, que ganó 2-1 con los goles de Burgui y del ecuatoriano Felipe Caicedo y con un buen partido de Marco Asensio. El Espanyol consiguió remontar el inquietante gol de José Antonio García "Verza" al principio del choque y aguantó el marcador para alcanzar la siguiente fase.