Catarsis atlética en Egipto

El Atlético en Egipto

El Atlético de Madrid ha cambiado por unas horas su feudo en la madrileña zona de Pirámides, el estadio Vicente Calderón, por las auténticas Pirámides de Guiza, en una visita previa al encuentro que disputará contra el club egipcio del Zamalek.

Ataviados con camisetas rojas con el escudo del club rojiblanco, jugadores y técnicos desembarcaron esta mañana en los históricos monumentos antes de verse las caras con el equipo cairota del Zamalek, que este año celebra su centenario.

A la sombra de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, los jugadores olvidaron durante un rato su derrota del pasado domingo ante el Getafe y se dedicaron a hacerse fotos junto a los monumentos.

La protección policial que rodeaba al equipo espantó al principio a los persistentes vendedores de papiros y estatuillas, aunque enseguida ignoraron a los policías y comenzaron a ofrecer baratijas a los jugadores, que no pudieron escapar al acoso al que se enfrentan todos los turistas en las pirámides.