Carlos Sainz acude al Dakar 2016 "más confiado que el año pasado"

Carlos Sainz está "más confiado que el año pasado" a falta de 11 días para participar en el Rally Dakar 2016, en un acto, junto a su copiloto Lucas Cruz, donde recalcó que avisó de que esto no significa que "vaya a ganar" el mítico 'raid'.

"Tanto Lucas como yo nos vamos al Dakar con mucha ilusión y con ganas de disfrutar. Esta experiencia sólo se puede llevar a cabo disfrutando. Voy mucho más confiado que el año pasado. Esto no quiere decir que vayamos a ganar el Dakar, simplemente que voy mucho más a gusto. El coche va mejor, Peugeot ha hecho un gran trabajo en la evolución del coche", destacó Sainz en la rueda de prensa de presentación de la marca francesa.

ILUSIONADO

El piloto madrileño explicó que viaja muy ilusionado al Dakar y con la sensación de hacer frente a los últimos vencedores de la prueba, Nasser Al-Attiyah/Mathieu Baumel (Mini), y al otro gran equipo, la firma japonesa Toyota.

"Me gustaría pensar que vamos a plantarle cara a Mini y a Toyota. Vamos con la ilusión de luchar por victorias de etapa y por ganar el Dakar. Creo que lo hemos preparado bastante mejor este año. Como ya se ha visto, en Marruecos las cosas no fueron nada mal (marchaba primero en la penúltima etapa) hasta que tuvimos ese problema", señaló.

Sainz también valoró que las condiciones de la prueba son difíciles para el coche, ya que se resentirán respecto a la altitud de algunas etapas (desde 3.500 metros hasta los 4.600 metros). Aún así, se mostró satisfecho por el trabajo realizado de la marca francesa y del gran refuerzo del equipo, Sebastien Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallys.

"En la altitud se pierde potencia. Pero la mezcla, los turbos, etc tienen que ser correctos. Hemos hecho los deberes todos. El equipo se ha reforzado con un piloto más, Sebastien Loeb, una muy buena noticia tanto para el equipo como para la prueba", sentenció.