Calderón da su mejor versión encestadora e Ibaka impone su poder

José Manuel Calderón
José Manuel Calderón |Telemadrid

El mejor toque de muñeca del base José Manuel Calderón surgió en el momento que más necesitaban los Mavericks de Dallas y se convirtió en el jugador español destacado de la reducida jornada de la NBA.

El jugador de Villanueva de la Serena encontró una vez más la manera de ayudar a los Mavericks. En esta oportunidad lo hizo como segundo máximo encestador del importante partido que ganaron a domicilio por 107-113 a Los Ángeles Clippers.

NECESITABAN LA VICTORIA

Los Mavericks, que se consolidan en el séptimo puesto de la Conferencia Oeste, necesitaban la victoria y eso fue lo que lograron gracias a los 19 puntos que aportó Calderón en los 27 minutos que disputó. El base internacional español anotó 8 de 13 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples, capturó dos rebotes y repartió sólo una asistencia.

Pero el entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle, entendió que Calderón esta vez no tenía que ser el director del juego sino la segunda opción ofensiva del equipo, después del ala-pivote alemán Dirk Nowitzki, y respondió a la perfección, mientras que el escolta Monta Ellis se decidió a ser el director del juego.

Calderón superó en todo momento a la defensa de los Clippers al hacer una buena selección de tiros a canasta y estar bien colocado en el momento de recibir el balón.

Si Calderón imponía su toque de muñeca, el ala-pivote congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka, lo hacía bajo los aros con el poder físico que le permitió conseguir un doble-doble y ayudar a los Thunder de Oklahoma City a vencer 106-94 a los Spurs de San Antonio en el duelo de los dos mejores equipos de la Conferencia Oeste y de la liga.

Ibaka volvió a ser el mejor jugador de los Thunder en el apartado defensivo al conseguir 11 puntos y 12 rebotes, incluidos 10 que capturó bajo la canasta del equipo de Oklahoma City. El internacional español disputó 40 minutos, el que más jugó de los Thunder, y anotó 5 de 11 tiros de campo y 1-2 desde la línea de personal.

Ibaka, en su línea de liderar al equipo en el apartado de tapones, puso tres, recuperó un balón y perdió otros dos.