Bucarest ya es rojiblanca

Bucarest ya es rojiblanca