Del Bosque: "No me conformo con lo que hemos hecho"

Vicente del Bosque
Vicente del Bosque |Telemadrid

El seleccionador español de fútbol, Vicente del Bosque, ha declarado este martes que, a pesar de todos los éxitos que el combinado nacional ha conseguido recientemente, dos Eurocopas y un Mundial, nadie se debe "conformar" con lo que se ha hecho, ya que la base de un deportista "es el desafío continuo".

"No nos debemos conformar con lo que hemos hecho. Tenemos que ser buenos deportistas, mirar hacia delante, no vamos a ganar pensando en lo que hemos ganado antes. Esta profesión es un desafío constante", afirmó en el XXI Foro Marca España, 'Claves para Generar Confianza en Nuestras Empresas'.

Asimismo, Del Bosque quiso destacar el "orgullo" y la "situación privilegiada" en la que se encuentra actualmente la selección, la cual cuenta "con jugadores excelentes, con un talento especial" y con armonía, "clave en el éxito", sobre todo a la hora de convivir.

"Quiero hacer una mención especial a nuestro comportamiento. Podemos ganar o perder, pero nuestro comportamiento siempre es el mismo. A pesar de que tenemos a veces influencias nocivas, ya que para muchos sólo existe Madrid y Barça, y cuando se producen estos enfrentamientos hay algo que puede modificar la convivencia. Pero me alegra decir que nuestro estilo de comportamiento no se ha visto afectado", explicó.

CAMBIO DE MENTALIDAD

También quiso recalcar el cambio de mentalidad que ha habido en la sociedad respecto a este deporte, a pesar de que se sigue siendo "un país muy optimista o muy pesimista", donde se pasa de decir que no se pasará de octavos "a exigir que se gane el Mundial".

"Históricamente, teníamos siempre un complejo respecto al resto de selecciones. Ahora mismo ese complejo ha desaparecido, los jugadores se han acostumbrado a ganar y, sobre todo, han aprendido a celebrar, a dar una imagen de gente joven sana. Son jugadores fantásticos. Tal y como dijo Michael Jordan, el talento gana partidos pero el juego en equipo gana campeonatos", manifestó.

"Cada vez que nos hemos marchado fuera a jugar amistosos con Venezuela o Chile, para nosotros ha sido un orgullo, pero no ha sido entendido de la forma que hubiésemos deseado, en ese sentido no estamos contentos. Esa lucha fratricida que hay entre Madrid y Barcelona para ver a quién hemos perjudicado más o menos, cuando lo

único que estamos haciendo es beneficiar a España", añadió.

Por último, reiteró una vez más que el testigo que recibieron de Luis Aragonés en 2008 fue "muy bueno", y que lo único que han tratado de hacer "es seguir ese camino". "Recibimos una herencia muy buena y lo único que hemos hecho ha sido cuidarla. Ojalá los que vengan detrás de nosotros hagan lo mismo", afirmó.

"Hemos exportado muchos jugadores y entrenadores, y eso ha servido para enriquecer nuestro fútbol, en este deporte no existen las fronteras. El caso de Cesc Fàbregas, o en general, en cualquier partido que se ve de la 'Premier' es casi imposible no ver a ningún jugador español. El mismo Rafa Benítez ha llevado el nombre del fútbol español a lo más alto", concluyó.