El Betis lamenta el daño "grave" a Zozulya y subraya que es jugador del Rayo

El Real Betis lamentó este jueves el daño "grave" a la imagen y proyección deportiva del delantero ucraniano Roman Zozulya tras su fallida cesión al Rayo Vallecano por la presión de grupos ultras, y subrayó que el jugador es "a todos los efectos" futbolista de la entidad madrileña hasta el 30 de junio.

En un comunicado oficial de cinco puntos, la entidad verdiblanca ha precisado todos los pormenores de la cesión y situación contractual del jugador, cedido el pasado 31 de enero al Rayo y que, tras la presión e insultos de grupos ultras que le achacan una presunta filiación neonazi en su país, ha regresado a Sevilla.

CON CONTRATO CON EL BETIS HASTA 2019

No obstante, el Betis precisa en su pronunciamiento que Zozulya "a todos los efectos es futbolista de la entidad madrileña hasta el próximo 30 de junio", y recalca que "lamenta profundamente" que "se le impidiera ayer desarrollar su actividad profesional como jugador de fútbol".

"En aras de preservar la seguridad del futbolista, el Rayo Vallecano le concedió ayer permiso para ausentarse de sus entrenamientos y desplazarse a Sevilla", añade el Betis, que incide en que el jugador ucraniano "ha sido autorizado" por la entidad rayista para entrenarse "bajo la disciplina" bética "hasta que no se resuelva la presente situación".

En este sentido, la entidad verdiblanca señala que desea que "esta situación sea solucionada lo antes posible puesto que está dañando grave e injustamente tanto la imagen como la proyección deportiva del delantero internacional ucraniano", con contrato en el Betis hasta junio de 2019.

Además, el Real Betis, "con los jugadores de su primera plantilla a la cabeza", manifiesta "el ejemplar comportamiento del jugador" desde que llegó a Sevilla y le muestra "su total apoyo", a Zozulya y a su familia, "en unos momentos tremendamente difíciles para cualquier profesional".

TEBAS SE PLANTEA UNA QUERELLA

Javier Tebas, presidente de LaLiga, declaró que va a investigar la frustrada incorporación de Roman Zozulya al Rayo Vallecano, después de las protestas de los aficionados del conjunto madrileño basadas en la ideología del futbolista ucraniano, y aseguró que no descarta una querella criminal si denota "coacción clara".

Tebas desveló que ha mantenido conversaciones con los presidentes del Real Betis, Rayo Vallecano y del sindicato AFE, y que en las próximas horas tendrá otra reunión en la que analizará todo lo acontecido con la frustrada cesión del jugador ucraniano del equipo sevillano al madrileño.

"Si de la siguiente conversación se denota que ha habido coacción clara, o si el presidente del Rayo y el jugador me dicen que se han sentido amenazados, pondré una querella criminal por coacciones", dijo Tebas.

"Es inadmisible que tengamos ese problema en España. El jugador parece que tiene limitados sus derechos fundamentales, algo que solo pueden hacer los jueces, y por eso si tengo esa sensación o el indicio de que ha habido coacciones, no voy a dudar en acudir a poner una querella criminal contra los que lo han hecho", confesó.