Benzema, en su declaración ante el juez: "Ha sido un malentendido"

El futbolista francés Karim Benzema aseguró a la Justicia francesa que su presunta implicación en el chantaje al también internacional Mathieu Valbuena con un vídeo sexual fue "un gran malentendido" porque, según un extracto de sus declaraciones publicadas por Le Monde, siempre tuvo la intención de ayudar.

Según el diario, que transcribe el contenido esencial de su comparecencia del pasado 5 de noviembre ante el Palacio de Justicia de Versalles, Benzema indicó a la jueza que ni siquiera vio la grabación de su compañero de selección.

"SÓLO QUERÍA AYUDARLE"

"Creo que todo esto es un gran malentendido. Al principio, solo quería tenerle al tanto de la historia y ayudarle, porque a mí me habían hecho algo del mismo estilo. Se trata de alguien que juega conmigo en la selección de Francia, es un amigo", le dijo a Nathalie Boutard.

Benzema explicó a la Justicia que se enteró de la existencia de ese vídeo a través de un desconocido amigo de su amigo Karim Zenati, y unas tres semanas antes de la conversación que mantuvo con Valbuena en Clairefontaine, en la que se le reprocha haberle incitado a pagar para que no saliera a la luz.

"Cuando empecé a decirle que había un vídeo, que podía contar conmigo y que podía ayudarle, empezó a hacerme preguntas sobre ese tipo de cosas. Le dije que todo dependía de él (...) y que había alguien que podía intentar ayudarle también. Era Zenati", dijo en referencia al también imputado.

NO HA VISTO LA CINTA DE VÍDEO

El delantero del Real Madrid tuvo que justificar además ante la jueza el tono de su conversación con Zenati, en la que según él no se deben malinterpretar sus intenciones. "Podéis escuchar cómo hablo, a veces por teléfono. Me paso un poco, bromeo, pero solo hablo de ayuda. (...) Algunas veces uno dice lo que sea por teléfono, pero solo hablamos de ayudar. Si formara parte de ese grupo (de chantajistas), no hablaría con Karim".

Benzema aseguró que todo lo que le dijo a Valbuena sobre el vídeo lo hizo fiándose de lo que le había contado Zenati, porque confiaba en él, y lamentó haberse burlado de la reacción y angustia de Valbuena. "No estuvo bien. Es alguien a quien aprecio", añadió el jugador, que subrayó que ni él ni Zenati, empleado en su compañía, necesitan dinero.

Benzema, que hoy se expresará públicamente por primera vez sobre su imputación, en una entrevista transmitida por el canal TF1, sintió igualmente haber llamado "maricón" (tarlouze) a su compañero de selección, pero le quitó peso a la palabra.

"Es algo que se le puede decir a todo el mundo, a los amigos. Para mí y los de mi generación, es amistoso", añadió el jugador, que lamentó la dimensión que ha tomado la historia, sobre la que incluso se ha pronunciado el primer ministro, Manuel Valls.

SARKOZY SALE EN DEFEMSA DE BENZEMA: "NO HAY QUE IR DANDO LECCIONES"

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy, reprochó al primer ministro, Manuel Valls, que haya querido dar "lecciones de ejemplaridad" a cuenta de Karim Benzema, cuando no se conocen los detalles del procedimiento judicial contra el internacional francés y jugador del Real Madrid, bajo secreto sumarial.

"No me gustan las lecciones de ejemplaridad", señaló en una entrevista a la emisora Europe 1 Sarkozy, en reacción a las declaraciones de Manuel Valls, en las que sobre el caso de Karim Benzema dijo que si un deportista "no es ejemplar" no debería tener sitio en la selección francesa. "No me gusta toda esa gente que da lecciones de ejemplaridad", repitió el presidente de Los Republicanos y jefe de la oposición conservadora.

Sarkozy señaló que, en lo que en lo que concierne a la imputación de Benzema, "todo el mundo habla de cosas que no conoce, que están cubiertas por el secreto de instrucción. Se acusa, se denuncia, se destruye, se reprocha". "Valls -añadió- se pone como estatua de la ejemplaridad. Un día habrá otros elementos. Se denunciará, se reprochará, se crucificará y luego eso pasará. Para mí eso no es el Estado de derecho".

Sarkozy recordó que ni Valls ni él mismo son los seleccionadores, en alusión directa al comentario del primer ministro sobre si Benzema debe llevar la camiseta de Francia.

Y añadió que, en cuestión de ejemplaridad, el Gobierno socialista tuvo el caso del ministro de Hacienda, Jérôme Cahuzac, "encargado de la lucha contra el fraude fiscal y al que se descubrió que tenía una cuenta escondida" en el extranjero que no declaraba.