Benítez se defiende: "No me preocupa cómo me quieran etiquetar"

El entrenador del Real Madrid, Rafa Benítez, dejó claro que no se tiene que "preocupar" de cómo le quieran "etiquetar", pese a la buena imagen que dio el equipo el pasado miércoles ante el París Saint-Germain, y recalcó que cuentan "con la calidad suficiente" para poder sacar adelante un partido "muy difícil" como el del Celta pese a haber gozado de poco descanso.

"Independientemente del partido de París, mi trayectoria, por mucho que quieran algunos darle la vuelta, tiene récord de goles y de títulos, por lo que no me tengo que preocupar de como me quieran etiquetar", expresó Benítez en rueda de prensa.

"A TODOS LES GUSTÓ EL REAL MADRID EN FRANCIA"

Por ello, el madrileño prefiere centrarse en "la imagen que dio el equipo" ante el PSG. "Lo positivo es lo que podamos construir a partir de esas buenas sensaciones. Los madridistas deben estar contentos de lo que se vio e hizo en el campo su equipo", señaló.

El preparador madridista recordó que lleva "muchos años en el fútbol", por lo que no dio más importancia a las palabras de antes y después de Laurent Blanc. "Yo sabía qué tipo de partido quería hacer y los jugadores lo hicieron. Verle actuar con esa intensidad y esa claridad de ideas es la mayor alegría", comentó.

Benítez apuntó que "a todos" les gustó el Real Madrid en Francia "por muchísimos aspectos", sobre todo porque se vio un equipo "comprometido, solidario y que trabajó con convicción para lograr un resultado". "Lo bueno es que cuando recuperemos los lesionados hemos marcado camino", celebró.

"No me pongo ninguna nota. Hay que calificar a un equipo y a los jugadores que son los principales protagonistas. Esto es el principio de una temporada con un entrenador nuevo y hay que adaptarse. Estamos invictos, arriba y con números positivos en todos los aspectos. Estamos en el camino adecuado", subrayó en relación a este inicio de campaña.

En cuanto a los lesionados, esperará al entrenamiento vespertino para ver cómo van "evolucionando", sobre todo "tres o cuatro" que están "al límite". "Benzema trabajó un poco este jueves y va a llegar justo, hay que valorarlo. Kovacic y Sergio (Ramos) son decisiones que dependerán de si queremos asumir riesgos o por la necesidad del equipo. Modric está bien y somos más optimistas", desgranó.

Y pese a la enfermería, Benítez es positivo, recalcando que el informe de la UEFA les sitúa "bastante bien en comparación con los equipos que juegan dos por semana y tienen muchos internacionales". "Estamos en números similares", zanjó, al tiempo que indicó que está "satisfecho" con el trabajo del departamento médico.

"EL DEL CELTA SERÁ UN PARTIDO MUY DIFÍCIL"

El técnico del Real Madrid descartó que Toni Kroos jugase "más adelantado" ante el PSG y que de este modo tuviese un mejor rendimiento. "Me gusta que la gente hable bien de él porque decían que estaba mal. Puede jugar mejor o peor, pero no se cambia un estado de forma en una semana. Cuando un equipo está bien, los jugadores de calidad destacan", puntualizó.

Por otro lado, sobre Casemiro, declaró que vio partidos del "año pasado" del conjunto blanco y que "siempre se hablaba de que hacía falta un jugador de las características" del brasileño. "Cumple una grandísima labor para un equipo de mentalidad ofensiva y que necesita equilibrio para mantener y sostener el ataque", opinó.

Benítez se refirió al examen que supondrá la visita al Celta. "Sabemos que será un partido muy difícil. No han perdido, juegan con mucha intensidad, tienen buenos resultados y sensaciones. Van a estar esperando dar el máximo contra el Real Madrid y con una motivación extra de estar arriba", comentó.

"Tenemos que frenarle tratando de jugar al mismo nivel. Jugamos después de dos días y medio, que es un pequeño hándicap, pero tenemos la calidad suficiente para compensarlo y afrontar el partido con la idea de ganar", prosiguió.

Benítez, al que no le "cambia" la idea del partido porque Eduardo Berizzo haya confirmado su once porque "la prioridad" es ver su equipo "sobre todo tras jugar el miércoles" y luego mirar al rival "con respeto", eludió comparar los estilos de ambos equipos.

"Hay que valorar que los equipos realmente tienen que trabajar durante nueves meses y unos tienen más partido y otros con más dificultad por la parte de la tabla en la que se encuentren, y así manejas mejor la presión o la ansiedad, que son aspectos que influyen. El Celta lo está haciendo muy bien y nosotros tenemos que seguir con nuestros objetivos y que cada partido sea un reto", remarcó el madrileño.