Barcelona y Atlético los que más gastan; Sevilla y Villarreal se reinventan

André Gomes
André Gomes |Telemadrid

La Liga arranca con un gran número de caras nuevas en sus equipos, a falta de semana y media para realizar las últimas contrataciones antes del cierre del mercado, con el Barcelona siendo de momento el que más invierte en fichajes junto al Atlético de Madrid, y el Real Madrid agazapado sin mover ficha.

Los grandes de La Liga siguen políticas distintas para la campaña 2016-17. El vigente campeón, el Barcelona, apuesta por retocar a base de talonario su defensa y aumenta la calidad de su plantilla con inversiones en futbolistas de alta técnica. El Real Madrid, en el polo opuesto, mantiene el bloque que le dio la Undécima Copa de Europa. Y el Atlético de Madrid, un año más, se reconstruye con jugadores seleccionador por el 'Cholo' Simeone por su perfil.

El mercado se agita gracias a la reconstrucción de equipos tan importantes del fútbol español como Sevilla y Villarreal, que han tenido que dar forma a una plantilla totalmente diferente a la del curso pasado. O con el esfuerzo de otros como Espanyol, Real Betis y Málaga, que buscan más protagonismo con una nueva cara.

A falta de movimientos que se darán a última hora con un goteo que será incesante en los últimos días de agosto, el cartel de la competición española no presenta en esta ocasión ningún fichaje de relumbrón, ninguna locura superior a los 35 millones de euros, que contrasta con la realidad del fútbol inglés, donde el Manchester United alcanzó los 120 por el francés Paul Pogba.

El club más inversor es el Barcelona, que ha dado salida a defensas como Thomas Vermaelen (cedido al Roma), Marc Bartra y Adriano (traspasados al Borussia Dortmund y Besiktas, respectivamente), Dani Alves o Montoya (con carta de libertad al Juventus y Valencia). Para apostar por jóvenes valores del fútbol francés como el central Samuel Umtiti (25 millones de euros) y Lucas Digne (17).

El fichaje sorpresa llegó al arrebatar al Real Madrid el portugués André Gomes. Cuando parecía en las redes de Florentino Pérez, el centrocampista firmó por el conjunto azulgrana en la operación más alta del verano (35 millones). La apuesta por Denis Suárez (3,25 millones) deja a la espera de lo que ocurra en portería, un equipo remozado en busca de más alegrías.

EL MADRID SIN PRISAS

Su gran rival, el Real Madrid, anda inmerso en un sospechoso letargo que ya dura dos temporadas. Ningún gran desembolso el pasado curso y menos aún este, en el que tan solo ha pagado 30 millones de euros por el regreso de Álvaro Morata, que no son tal si se tienen en cuenta los 20 que abonó el club italiano hace dos temporadas.

Junto a la vuelta tras cesión de Marco Asensio y el portugués Fabio Coentrao, compensan las salidas que dejan casi 35 millones en caja tras el adiós de Jesé (PSG) y la venta de canteranos como Denis Cheryshev (Villarreal), Álvaro Medrán (Valencia) y Omar Mascarell (Eintratch). Se acabó la era de Álvaro Arbeloa y el club extiende la modalidad de ceder jóvenes estrellas para que se formen fuera, como Borja Mayoral (Wolfsburgo), Marcos Llorente (Alavés), Diego Llorente (Málaga) y Jesús Vallejo (Eintratch).

FICHAJES DEL ATLETICO

Mientras, el Atlético Madrid realiza una temporada más un desembolso notable, cercano a los cien millones, para mantenerse en el pulso por el título e intentar conquistar la ansiada Liga de Campeones. Su fichaje estrella es el francés Kevin Gameiro (32 millones), seguido de cerca por el argentino Nico Gaitán (25). Refuerza su defensa con el croata Sime Vrsaljko (16) y mira al futuro con la apuesta por Diego Jota (7) y Axel Werner (800.000 euros).

En esta ocasión el gasto está muy por encima de las ventas, a diferencia de años en los que la caja se llenó con traspasos como los del 'Kun' Agüero o Diego Costa. Su mejor traspaso fue el del canterano Borja Bastón al Swansea, a cambio de 18 millones. También vendió a Leo Baptistao al Espanyol por 3,5 millones o el francés Guilavogui al Wolfsburgo por 3. El resto de jugadores se marcharon cedidos: Kranevitter, Vietto, Theo Hernández o Santos Borré.

EL SEVILLA SE REIVENTA

Un año más, uno de los equipos que pone picante a la competición, el Sevilla, se reinventa. Un gasto de 50 millones de euros para cambiar totalmente la cara de su plantilla tras la salida de jugadores tan importantes como Coke, Fazio, Ever Banega, Reyes, Gameiro, Fernando Llorente o Krychowiak.

Monchi, tras un amago de marcha, ha trabajado a destajo para firmar jugadores del nivel del brasileño Ganso o el argentino 'Mudo' Vázquez. Y conseguir cesiones claves para la configuración de la plantilla como el argentino Kranevitter y su compatriota Vietto. La llegada de Gabriel Mercado, Wissam Ben Yedder, Joaquín Correa, Hiroshi Kiyotake o Pablo Sarabia ponen a Sampaoli la base.

El mismo encaje realiza un Villarreal con nueve caras nuevas y alguna más por llegar, en la temporada que marca como objetivo repetir puesto de Liga de Campeones. La llegada final de Sanos Borré intentará paliar la baja por grave lesión de Roberto Soldado, en una plantilla sin puntas salvo Alexandre Pato, la gran estrella de la temporada del 'submarino amarillo'. El portero Andrés Fernández más Roberto Soriano, Alfred N'Diaye, Denis Cheryshev, José Ángel, Cristian Espinoza y Nicola Sansone son las novedades.

En el resto de equipos de LaLiga destaca especialmente los esfuerzos de Málaga y Espanyol por alcanzar puestos europeos. Los malacitanos apuestan por jóvenes valores españoles como Keko, Jony, Sandro o Diego Llorente más Michael Santos, Bakary Koné o Mikel Villanueva. Los 'pericos' mezclan la experiencia de jugadores como Demichelis, Javi Fuego, José Antonio Reyes más Piatti junto a jóvenes que brillan como Leo Baptistao o Jurado.

El Valencia, por su parte, trae a LaLiga a una estrella del fútbol europeo como el portugués Nani y el punto exótico lo pone la U.D.Las Palmas con la contratación de Kevin-Prince Boateng.