El Atlético retoma su obsesión

Diego Costa
Diego Costa

El Atlético de Madrid retoma desde este martes su obsesión, la Liga de Campeones, contra el Mónaco y contra su pasado frente al colombiano Radamel Falcao, su goleador hace un lustro; la decepción de hace un año, eliminado en la fase de grupos, y, sobre todo, el dolor de las últimas dos finales perdidas.

Es el único título y la única competición que aún se le resiste al equipo rojiblanco, campeón de todo los demás alguna vez en su historia, y a Diego Simeone, que ha conquistado una Liga, una Copa del Rey, dos Ligas Europa, dos Supercopas de Europa y otra de España al frente del Atlético. Todos los torneos... menos la Champions.

Un viejo sueño

Es un anhelo para el conjunto madrileño desde hace mucho tiempo, desde la final perdida de la Copa de Europa 1974 contra el Bayern Múnich en el estadio Heysel de Bruselas, condenado a un encuentro de desempate por un gol en los últimos instantes de la prórroga, cuando sentía que el trofeo era suyo con el tanto de Luis Aragonés.

Pero incluso lo es más aún desde hace cuatro años, desde aquel cruel desenlace de la final que disputó contra el Real Madrid en Lisboa, con el 1-1 de Sergio Ramos en el minuto 93 y con el 4-1 de una prórroga a la que llegó exhausto, o desde hace dos, cuando los penaltis le apartaron de la cima en San Siro contra el mismo rival.

La final, en el Wanda

Tres golpes de los que quizá jamás se ha repuesto, que permanecen como una cuenta aún pendiente en la mente de cada futbolista, de cada miembro el cuerpo técnico y de cada aficionado del Atlético y que sólo se saldará cuando la Liga de Campeones sea suya, este año además con el aliciente de la final en el Wanda Metropolitano.

Nadie en el Atlético mira tan lejos. Queda mucho recorrido hasta ahí, además con el aviso que supuso ya el curso pasado, cuando no fue capaz ni de ganar al Qarabag, con dos empates, ni de superar la primera fase junto al conjunto azerbaiyano, el Chelsea y el Roma, y con la advertencia que siente ahora por sus últimos marcadores.

Dos partidos sin ganar

Ha ganado la Supercopa de Europa, el pasado 15 de agosto frente al Real Madrid en la prórroga, y dispone de una plantilla de indiscutible potencial; las únicas certezas de su dudoso inicio del curso, en el que ha atravesado las primeras cuatro jornadas con el peor inicio de la era Simeone: cinco puntos de 12 posibles.

Sin victoria en sus últimos dos compromisos, la derrota 2-0 en Vigo y el punto que rescató el pasado sábado por medio de Borja Garcés en el minuto 94 ante el Eibar, aunque en ese caso tuvo ocasiones suficientes para haber ganado de sobra. Toda esa carga le acompaña este martes en Mónaco, donde necesita ganar o ganar.

Falta de gol

No admite matices el inicio de una competición tan exigente como la Liga de Campeones, pero tampoco la coyuntura que sufre en la actualidad, con la crisis ya como amenaza latente. Tampoco un grupo que mira desde el lado positivo, desde la confianza de que su reacción será inmediata, un comienzo de campaña al menos inesperado.

En Mónaco aguarda la reivindicación o la depresión. Dependerá del resultado en el estadio Luis II, donde el argentino Diego Simeone dispone de 16 jugadores del primer equipo (ha completado la lista de 21 hombres con el goleador del sábado Borja Garcés, Joaquín Muñoz, Andrés Solano, Francisco Javier Montero y el portero Álex dos Santos), mermado de nuevo por las bajas por lesión de Santiago Arias, Nikola Kalinic, Stefan Savic y Vitolo.

Vuelve Lucas Hernández

En cambio, recupera a Lucas Hernández, repuesto de la irritación intestinal que le apartó del duelo del pasado sábado con el Eibar y que amplía a cinco hombres, ya sea con él como lateral izquierdo o como central, las opciones para cuatro puestos en la línea defensiva, con Juanfran Torres y José María Giménez como fijos.

Entre Lucas, Diego Godín y Filipe Luis se completarán las dos posiciones defensivas restantes de la alineación de Simeone, en la que no se prevén apenas cambios respecto al once tipo que con una o dos variaciones por encuentro ha manejado en el primer mes de curso.

El 'once' del Cholo

La portería será para Jan Oblak, protegido en los entrenamientos más recientes por las molestias en el brazo que arrastra desde la pretemporada; el centro del campo previsiblemente será para Koke Resurrección, Saúl Ñíguez, Rodri Hernández y Thomas Lemar, con las alternativas de Ángel Correa o Thomas Partey, y en ataque son indiscutibles tanto Antoine Griezmann como Diego Costa.

Entre esos nombres se mueve su probable once para Mónaco, donde el cielo está gris en los días previos del retorno del equipo local a la Liga de Campeones contra el Atlético de Madrid, que el conjunto del principado afronta tras una serie de cuatro duelos consecutivos sin conocer la victoria.

El rival

Dos derrotas y dos empates, el último el pasado sábado contra el Toulouse, han dejado al equipo de Leonardo Jardim decimoquinto de la liga francesa, pleno de dudas y con una plantilla para la que el técnico portugués pide "tiempo".

La buena noticia para los monegascos es que su atacante estrella, el colombiano Radamel Falcao, parece restablecido de la gastroenteritis que le privó del último duelo y que podrá aportar su dosis de experiencia en el Luis II frente a los de Simeone; un rival al que conoce bien por su pasado en el club rojiblanco, con el que marcó 70 goles en 91 partidos y ganó tres títulos entre 2011 y 2013.

Estreno europeo del 'Tigre'

Todo apunta a que en el estreno europeo, el Tigre recuperará el puesto en el ataque que frente al Toulouse aseguró el joven Moussa Sylla, de 18 años, demasiado tierno para una competición de esa envergadura.

Jardim puede ceder a la tentación de renunciar a su tradicional 4-3-3 para solidificar su juego frente al Atlético con un 4-2-3-1 en el que Falcao tenga la responsabilidad ofensiva respaldado por la tripleta Grandsir, Tielemans y Chadli.

Lo que es casi seguro es que el subcampeón del mundo Danijel Subasic seguirá sin ocupar su puesto debajo de los palos, tras una larga convalecencia que sitúa la última aparición del veterano meta croata de 33 años a la final del Mundial ante Francia.

ALINEACIONES PROBABLES:

Mónaco: Benaglio; Sidibé, Glik, Jamerson, Henrichs; Ait-Bennasser, Aholou; Grandsir, Tielemans, Chadli; y Falcao

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas o Filipe; Koke, Sául, Rodri, Lemar; Griezmann y Diego Costa

Árbitro: William Collum (Escocia)

Estadio: Luis II

Hora: 21.00 horas (Onda Madrid)