El Atlético contra el equipo más seguro de Europa, el Juventus

La derrota en la primera jornada de la Liga de Campeones ante Olympiacos (3-2) traslada la presión al Atlético de Madrid para el partido de este miércoles con el Juventus en el Vicente Calderón, un duelo clave para los rojiblancos contra el equipo con los mejores números de Europa en esta campaña.

La sensación de encuentro transcendente es unánime en el club, el equipo y la afición del Atlético, subcampeón de la competición la pasada temporada y en busca de sus primeros tres puntos en esta edición del torneo, en un partido enorme entre dos de los conjuntos más fiables del continente, que prometen alta intensidad.

OBLIGADO A GANAR

El Atlético es el actual campeón de Liga. Ahora es tercero en la clasificación, con una goleada incontestable el pasado sábado ante el Sevilla y subido en una racha sin derrotas en sus últimos catorce partidos en el Vicente Calderón, donde sólo ha perdido uno de sus 30 encuentros más recientes en casa, incluidos seis en la 'Champions'.

El Juventus domina la competición en Italia. Campeón de Liga en el pasado ejercicio, las cinco primeras jornadas reafirman su potencial día a día. Lo ha ganado todo, también el primer duelo del torneo europeo (2-0 al Malmoe), está imbatido y Carlos Tévez es su goleador, con media docena de tantos en sólo cinco choques.

Es un duelo de máxima exigencia para el Atlético, pero también con mucha importancia para sus opciones en el grupo. Son tres puntos relevantes, pero, en cualquier caso, todavía no son definitivos. Ni siquiera la derrota descartaría al equipo rojiblanco de la pelea, aunque sí minimizaría su margen de error en las siguientes jornadas.

Un partido calificado como "final" en el vestuario y en el que el Atlético sólo piensa en el triunfo con esa innegociable mentalidad ganadora, su ambición habitual y las cualidades que le impulsaron hace cuatro meses al título de Liga y a la final de la Liga de Campeones, reforzadas por el imponente duelo ante el Sevilla (4-0).

A la espera de la evolución de Gabi Fernández, con un fuerte golpe en el tobillo y cuya participación en el encuentro parece poco probable, aunque Simeone no lo descartó hoy en rueda de prensa, hay una duda en el once: Antoine Griezmann o Saúl Ñíguez, el primero dentro de un 4-4-2 y el segundo en un 4-1-4-1, como ante el Sevilla.

MANDZUKIC, TITULAR

Son las opciones que probó el técnico en el entrenamiento de este martes. Primero ensayó con un 4-4-2 con el internacional francés arriba junto al croata Mario Mandzukic y después con un 4-1-4-1, el mismo sistema del pasado sábado, con Saúl Ñíguez de nuevo de inicio, siempre con el traslado de Koke desde la banda izquierda al medio para ocupar el hueco de Gabi si el capitán finalmente es baja.

La titularidad de Mandzukic es segura, como la posición en las bandas de Raúl García, por la derecha, y del turco Arda Turan, por la izquierda, y la línea defensiva, la misma que alineó ante el Sevilla, con Juanfran Torres, el brasileño Joao Miranda, el uruguayo Diego Godín y el argentino Cristian Ansaldi.

No hay dudas en la portería. Miguel Ángel Moyá será también el elegido, al igual que en las primeras seis jornadas de la Liga y el doble duelo de la Supercopa de España frente a Simeone, para el choque de este miércoles, por delante del esloveno Jan Oblak, que jugó en la primera jornada de la Liga de Campeones ante Olympiacos.

"Va a jugar Moyá", confirmó Simeone en la víspera del partido contra el Juventus, un adversario que llega al Calderón como líder de su grupo en la Liga de Campeones y al frente de la Liga italiana, en la que presenta números, de nuevo, de récord, pues es el equipo más goleador con 10 tantos en cinco jornadas y el único que no ha encajado aún ningún gol.

Con estos registros se presenta el equipo de Massimiliano Allegri ante el Atlético de Madrid, y con la única pega de las bajas del veterano Andrea Pirlo, que aún no se ha recuperado; Andrea Barzagli, también lesionado, y el ítalo-brasileño Romulo, sometido esta mañana a una operación en Mónaco por una hernia inguinal bilateral.

JUVENTUS, EN FORMA

El equipo de Allegri, que nada tiene que envidiar al que dejó Antonio Conte, puede además disponer del uruguayo Martin Cáceres, que salió lesionado del pasado encuentro contra el Milan, ya se ha recuperado y forma parte de la convocatoria para Madrid.

Ante los próximos choques contra el Atlético y el próximo fin de semana, cuando se medirá al Roma, el técnico juventino optó este sábado por renovar la delantera contra el Atalanta y funcionó, pues se ganó por 3-0.

En el banquillo se quedó el español Fernando Llorente y en su lugar salió el exmadridista Álvaro Morata, que celebró su debut en "bianconero" con un tanto.

La actuación de Morata ha convencido tanto a Allegri que se cree que podría incluso tomar el puesto de Llorente como titular en el Vicente Calderón. Este sería uno de los cambios que podría introducir el técnico respecto a su once de gala, además del de Cáceres si se comprueba que se ha recuperado totalmente.

Quien no faltará es el argentino Carlos Tévez, que ya suma cuatro goles en el campeonato y seis si se cuenta el partido de Liga de Campeones, además del veterano e inamovible Gianluigi Buffon, que lleva nueve partidos sin encajar un gol entre la actual y la pasada temporada.

El medio campo estará compuesto por el chileno Arturo Vidal, que fue sustituido en el partido contra el Atalanta, por lo que tuvo algunos minutos de descanso, junto al francés Paul Pogba y Claudio Marchisio, mientras que el trío defensivo titular volverá a estar formado por Angelo Ogbonna, Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini.

El suizo Stephan Lichtsteiner jugará por la derecha. En la izquierda, el ghanés Kwadwo Asamoah y el senegalés Patrice Evra se disputan el puesto de titular.

ALINEACIONES PROBABLES:

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Ansaldi; Tiago; Raúl García, Koke, Saúl o Griezmann, Arda; y Mandzukic

Juventus: Buffon; Ogbonna, Bonucci, Chiellini; Asamoah, Pogba, Marchisio, Vidal, Lichsteiner; Llorente y Tevez

Árbitro: Félix Brych (Alemania)

Estadio: Vicente Calderón