El Atlético, en depresión

El Atlético, en depresión

El Atlético de Madrid entró en depresión con una derrota ante el Villarreal, la cuarta en siete jornadas de Liga, en las que los errores individuales, la fragilidad defensiva, el bajón de algunos futbolistas, la indefinición en su juego, la falta de pegada, la sequía de Antoine Griezmann en la Liga o la imprecisión aparecen como motivos de su actual momento.

1. Los errores individuales e inusuales: Fueron el factor clave de la derrota en El Madrigal. Un mal pase hacia atrás de Tiago Mendes fue el origen del 1-0, un error en el bloqueo de Jan Oblak facilitó el 2-0 y un desajuste de Juanfran Torres provocó el 3-0.

"Cuando cometes errores de tanto bulto lo pagas", decía su capitán, Gabi Fernández, tras la derrota con el Villarreal. El gol del Sevilla vino de un desajuste, los de la Real Sociedad de dos penaltis evitables y dos del Real Madrid en una barrera abierta y un repliegue defectuoso.

2. La fragilidad defensiva: El Atlético de Simeone ha coleccionado siempre elogios por su rendimiento defensivo. Era un equipo casi impenetrable en temporadas anteriores, cuando se proponía presionar en campo contrario, cuando optaba por el repliegue o cuando mezclaba lo uno y lo otro. Ahora es vulnerable en ambos registros. Ha recibido 14 goles en la Liga, más que ningún otro año con Simeone a estas alturas de temporada.

3. La falta de contundencia ofensiva: El Atlético dispuso de las primeras ocasiones y más claras para tomar ventaja en el marcador en tres de sus cuatro derrotas. En Sevilla por medio del argentino Ángel Correa, en San Sebastián con un tiro al poste del francés Kevin Gameiro y en Villarreal con otro disparo al palo de Koke Resurrección. Ninguna entró. Y luego llegó el gol rival.

Después no ha logrado reaccionar. Sólo ha remontado un encuentro esta campaña (7-1 al Granada) y no ha marcado ningún tanto en cinco de las últimas siete jornadas.

4. La sequía liguera de Griezmann: El delantero francés es un futbolista indispensable para el Atlético por su juego, pero sobre todo por sus goles. En las siete primeras jornadas, de las que jugó seis encuentros -el primero se lo perdió por sanción- marcó seis tantos; en las ocho siguientes ninguno. Su equipo añora sus goles, como también su juego decisivo entre líneas y sus asistencias.

5. El bajón de sus individualidades: El funcionamiento colectivo es la prioridad del Atlético y de Simeone, que entiende el fútbol como un juego de equipo que potencia las individualidades. El bajón de determinados jugadores en las últimas siete jornadas, hombres esenciales en el juego del conjunto como Gabi, Godín, Koke, Juanfran o Griezmann, inciden en la crisis actual rojiblanca.

6. La imprecisión: El Atlético igualó en el partido de El Madrigal su peor promedio de precisión en el pase de esta temporada de la Liga, un 72 por ciento. Contra el Sevilla tuvo 74 por ciento y con la Real Sociedad un 77. Son tres de sus cuatro derrotas en este curso, en el que sólo había bajado del 80 por ciento en ese sentido en tres duelos más esta campaña: el 1-1 con el Barcelona, el 0-4 en Balaídos contra el Celta y el 0-0 ante el Leganés en Butarque.

7. Un equipo indefinido e irreconocible: En una temporada con el debate del estilo de fondo, entre la novedosa apuesta más vistosa por la posesión del balón y la anterior prioridad defensiva, el Atlético está ahora a medio camino, sin determinación ni en lo uno ni en lo otro. Es vulnerable atrás y previsible adelante. Una de sus virtudes siempre ha sido tener claro a lo que juega. Ahora, el equipo parece irreconocible, sin la convicción del pasado.

8. La irregularidad como visitante: El Atlético ha sumado las mismas victorias que derrotas, tres, en sus ocho salidas de esta temporada de Liga, además del meritorio empate en el Camp Nou contra el Barcelona y de la igualada a cero con el Leganés. Venció en Vigo (0-4), en Valencia (0-2) y en Pamplona (0-3); cayó en Sevilla (1-0), San Sebastián (2-0) y Vilarreal (3-0). Ha perdido 13 de los 24 puntos disputados a domicilio en 15 jornadas.

9. Las derrotas contra rivales directos: Ya ha jugado contra los cinco rivales que le preceden en la clasificación con un balance de un punto de quince posibles, gracias a su empate en el Camp Nou de Barcelona el pasado 21 de septiembre. El resto los ha perdido: ante el Real Madrid (0-3), líder; el Sevilla (1-0), tercero; el Villarreal (3-0), cuarto, y la Real Sociedad (2-0), quinta.

10. Los cambios intranscendentes: Las variantes desde el once o desde el banquillo habían supuesto muchas veces un revulsivo en el Atlético, pero no ahora. Aún se espera la mejor versión de Nico Gaitán o Saúl Ñíguez, Ángel Correa ya no marca diferencias cuando sale, Fernando Torres no ha tenido minutos en los dos últimos duelos desde que se recuperó de una lesión muscular...