El Apoel de Nicosia, una cenicienta para el Real Madrid

Al Apoel de Nicosia le ha tocado la lotería con su enfrentamiento de cuartos de final de la Champions frente al Real Madrid. Un equipo que empezó la fase de grupos como cenicienta y candidato al último puesto fue primero, eliminó al Oporto y al Shakter Donetsk, dos recientes campeones de la Europa Legue, y pasó por penaltys por encima del Olimpique de Lyon en octavos de final después de perder por 1-0 en Francia y ganar por el mismo resultado en la capital chipriota.

Dos brasileños son la estrella de un equipo que cuenta con un central brasileño llamado Kaká, en el que juega de delantero centro el hermano del ex-madridista Santiago Solari, Esteban, y que cuenta también en sus filas con un portero reserva español criado en la cantera del Barcelona, Urko Pardo.

De los 7 goles marcados por el equipo chipriota en esta champions, 6 los han hecho los brasileños Ailton Almeyda y Gustavo Manduca, que no podrá participar por sanción en el partido de ida, lo mismo que ocurre con el madridista Xabi Alonso. El otro gol ha sido obra del macedonio Iván Trickovscky, autor también del último penalty en la tanda que dejó fuera de la Champions a los franceses del Lyon.

El serbio Iván Jovanovic es el entrenador del Apoel, con el que ya ha ganado dos ligas y dos supercopas de su país. Este equipo nunca había superado los octavos de final de ninguna competición europea, y esta es su sexta participación en la Champions League.