Ancelotti: "Me motiva mucho ser el entrenador de la Décima"

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, afirmó que le motiva "mucho" poder ser el técnico blanco "que gane la Décima" y aseguró que el equipo hará "todo lo posible" para conseguirla, poniendo así "la guinda" a una temporada "magnífica" en la Liga de Campeones, aunque espera "una final abierta e impredecible" ante un Atlético de Madrid que "lucha desde el primer al último minuto".

Hemos hecho una temporada magnífica en la 'Champions' para llegar a este punto. Será emocionante. Me motiva mucho poder ser el entrenador del Real Madrid que gane la Décima. Estamos cerca y sabemos que no será fácil, pero haremos todo lo posible para poner la guinda al pastel, aunque el Atlético también querrá hacerlo", declaró el italiano en una entrevista concedida a los medios oficiales de la UEFA y recogida por la web del Real Madrid.

"LA CHAMPIONS ME HA DADO MUCHO"

En ese aspecto, quiso vincular su "satisfacción" al "éxito" del conjunto. "Ganar la Décima es una gratificación para el club, me gusta la idea de tener la posibilidad de hacer historia en este club prestigioso ganando. Personalmente la Champions me ha dado mucho, esta es la séptima final en la que he participado y la he ganado cuatro veces. Pero poder ser el entrenador del Real Madrid cuando gane la Décima me motiva mucho", agregó.

El preparador madridista pronosticó lo que espera de la final de Lisboa. "Va a ser diferente a los partidos de la Copa del Rey y de Liga. Es una final abierta, los dos equipos intentarán ganar demostrando su calidad. No creo que el Atlético vaya a intentar impedir que juguemos y tampoco lo haremos nosotros", indicó.

En ese sentido, es consciente del buen trabajo que está completando el rival. "Vamos a exponer nuestro fútbol como el Atlético, que está haciendo una temporada extraordinaria y hasta ahora ha asombrado a todos. Ambos conocemos bien nuestra cualidades, así que será un partido emocionante", subrayó.

PIROPOS PARA EL ATLÉTICO

"Su característica más importante es la organización del equipo. Trabajan muy duro todos juntos. Es un equipo que lucha desde el primer minuto hasta el último. Un conjunto muy fuerte, con mucha calidad, que usa muy bien el contraataque y la velocidad, sobre todo en ataque. También a balón parado son muy peligrosos", añadió de los de Diego Pablo Simeone.

Pero el entrenador blanco recuperará para la cita a su arma más peligrosa, un Cristiano Ronaldo al que ve "en su mejor momento". "Pero lo está desde hace muchos años. Esto demuestra su profesionalidad y la manera seria en que considera su fútbol. Ha sido decisivo para nosotros en la 'Champions' y ha sido el jugador clave en nuestra ruta hacia la final, hará todo lo posible para ayudarnos a intentar ganarla", alabó.

Acerca de las diferencias entre el Atlético y la última víctima del Real Madrid, el Bayern de Múnich, Ancelotti advierte que la final "tácticamente será un partido diferente". "Tendremos la posibilidad de controlarlo si mantenemos la posesión. Nuestro objetivo es ser eficaces y jugar de manera rápida, lo cual nos permitirá explotar el punto fuerte de nuestros atacantes. Encontrar un equilibrio es importante para evitar los contraataques. Tienen delanteros muy peligrosos en esas áreas", señaló.

El italiano se mostró "muy orgulloso" al recordar la exhibición en Múnich. "No era una eliminatoria fácil contra los campeones de Europa, pero jugamos muy bien los dos partidos. En el de ida a lo mejor estábamos un poco tímidos, pero la manera en la que se jugó la vuelta fue impresionante. Defendimos muy bien y nuestros jugadores ofensivos les causaron problemas cada vez que tenían la pelota", recordó.

"UNA FINAL DE CHAMPIONS SIEMPRE ES IMPREDECIBLE"

De hecho, aquel triunfo certificó la opción real de conquistar la Décima. "Todo el mundo comparte esta motivación, los jugadores, el club, los aficionados y yo. Tenemos la suerte de tener esta oportunidad y haremos todo lo posible para conseguirla. Estamos cerca, pero sabemos que no será fácil porque una final de la 'Champions' siempre es muy impredecible", manifestó.

En ese sentido, recordó la final que le tocó perder en 2005, cuando dirigía al AC Milan, ante el Liverpool después de ir ganando 0-3 al descanso. "Hicimos una primera parte excepcional, quizá el mejor partido realizado por uno de mis equipos, y lo que pasó después no se puede explicar. Esta imprevisibilidad es lo bonito de este juego. En seis minutos pasó algo que seguro nunca había pasado en una final, pero son experiencias", apuntó.

Aquella cita se resolvió en la tanda de penaltis, una circunstancia donde no importa "sólo" la "técnica". sino que "es una cuestión de fe, seguridad y tranquilidad". "A veces es difícil encontrar a cinco jugadores que tengan la confianza de tirar un penalti", dijo el entrenador blanco.

Por último, Carlo Ancelotti se refirió a su figura en el banquillo antes de una cita como la final de la Liga de Campeones. "Desde fuera parezco tranquilo y relajado, pero dentro no es así porque antes de una semifinal o una final hay tensión. Creo que tener un entrenador muy tenso y nervioso tiene un impacto negativo en el equipo. Antes del partido los jugadores necesitan que el entrenador demuestre coraje y fe en ellos. Necesitan una figura convincente", explicó.

"No es necesario decir tantas cosas antes de un partido como este, los jugadores estarán bien preparados y muy concentrados. Lo importante es asegurar que no haya demasiada tensión en el aire antes del partido. El coraje, la personalidad y el carácter que demostremos en el campo serán lo importante. Para este tipo de partido tenemos que intentar demostrar nuestras cualidades y no parar al rival", sentenció.