Ancelotti disculpa a Di María, pero le dejará en el banquillo

Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, dejará en el banquillo al argentino Ángel di María en Copa del Rey ante Osasuna, en el reencuentro con su afición tres días después de un gesto polémico, cuando en el momento de ser sustituido respondió a los silbidos llevándose una mano a sus genitales.

Después del expediente abierto por el Real Madrid a Di María y el perdón pedido por el jugador a través de los medios del club, Ancelotti compareció en rueda de prensa en vísperas del duelo copero e intentó zanjar el tema para que la afición del Santiago Bernabéu no señale al extremo argentino.

"TENEMOS QUE CREER A DI MARÍA"

"Tenemos que creer al jugador, ha dado su explicación y tenemos que creer sus palabras", comenzó diciendo Ancelotti. "Si alguno ha pensado que fue un gesto feo él ha pedido disculpas, creo que aquí termina el caso porque el jugador está concentrado y espero que no va a tener problemas en el Bernabéu, donde siempre su afición exige mucho a sus jugadores pero les tiene mucho cariño".

Ancelotti justificó la suplencia de Di María ante Osasuna. "No creo que tenga problemas de jugar en el Bernabéu en el próximo partido. Mañana no empieza porque voy a poner un jugador más fresco. Él no tiene problemas de jugar, tiene mucha ilusión y está jugando bien, con confianza, contento de estar aquí".

El técnico italiano aseguró que el ruido de fuera no es el que se vive dentro del vestuario y no quiso admitir que los actos que en las últimas fechas está protagonizando Di María puedan estar dirigidos para provocar su salida del club.

"Todo lo que pasa fuera es diferente dentro del vestuario. Di María está tranquilo, tiene confianza y ganas de hacer una buena temporada. Ante Osasuna no empieza el partido pero no por esta razón, sino porque Bale no jugó contra el Celta de Vigo y lo va a hacer mañana desde el principio", explicó.

"No creo que vaya a tener problemas de jugar en el Bernabéu porque la afición comprende lo que ha pasado. Puede ser que ha cometido un error porque cuando sales de un partido puede ser que no esté tan contento, pero el tema de Di María debe terminar rápido porque tenemos muchos partidos y le necesitamos", añadió.

Descartó nuevamente Ancelotti, como hizo en Doha antes del primer partido del 2014 en el amistoso ante el PSG, que ningún jugador del Real Madrid vaya a salir de su plantilla en el mercado invernal.

"Nadie en el club me ha hablado de esto y pensamos muy claro que no hay salidas ni entradas. Tenemos una plantilla muy buena, los jugadores están bien, no tenemos lesiones particulares, esperamos recuperar pronto a Varane en quince días. Por eso no necesitamos nada", sentenció.

XABI ALONSO ACUDIRÁ A UN ESPECIALISTA DE OÍDO

Xabi Alonso tendrá descanso ante Osasuna en Copa del Rey, partido para el que Carlo Ancelotti adelantó que no va a ser convocado, tras sentir ante el Celta de Vigo en Liga problemas para jugar por su lesión en su oído izquierdo, que provocará que en la tarde de hoy acuda a un especialista.

Tras romperse el tímpano en Mestalla, ante el Valencia, en el último partido de 2013, las sensaciones de Xabi Alonso cuando ha jugado no son buenas. Ante el Celta de Vigo tuvo que ser sustituido en el descanso. El ruido del Santiago Bernabéu le generaba dolor y le impedía tener la estabilidad necesaria para rendir al máximo.

"No se siente cómodo, se entrena bien y sin problema pero cuando hay ruido en el estadio le molesta un poco", reconoció Ancelotti. "Las cosas van a mejorar, no tiene problema médico para jugar y puede hacer todo pero tenemos que escuchar lo que el jugador siente en este momento. No está cómodo", añadió.

Xabi tendrá la ayuda de un especialista externo del club para seguir un tratamiento. "Hoy verá un especialista para hacer la cosa lo más confortable posible para su próximo partido, para el partido de mañana no está en la convocatoria", sentenció Ancelotti.

LA IRONÍA DE ARBELOA

Arbeloa se mostró irónico en las redes sociales sobre la lesión de Gareth Bale: "En realidad le pasé por encima con el coche pero el tío es fuerte, y aún sigue vivo".

Según El Confidencial, el Real Madrid había ocultado que Arbeloa dió una patada sin querer a Bale que le lesionó el gemelo.