Alonso rueda con normalidad en Montmeló

Fernando Alonso
Fernando Alonso |Telemadrid

El Australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) ha sido el mejor en la segunda jornada de entrenamientos que han tenido lugar en el circuito de Montmeló, donde Fernando Alonso, a la espera de nuevas piezas para su McLaren, ha podido realizar diferentes pruebas de aerodinámica y fue séptimo.

Ricciardo marcó un mejor tiempo de 1:24.574 durante la mañana. El australiano fue además el piloto que más vueltas dio sobre el trazado barcelonés, pero aventajó en apenas diez centésimas de segundo al finlandés Kimi Raikkonen. Ambos pilotos montaron neumáticos blandos para conseguir sus mejores tiempos.

Alonso pudo completar 59 vueltas. Desde McLaren admiten que por los problemas con el motor Honda solo han podido cumplir el 50 por ciento del plan previsto, aunque para mañana mismo está prevista la llegada de nuevas piezas para mejorar la situación.

El asturiano ha aprovechado la sesión para realizar diferentes pruebas de aerodinámica y de diferentes piezas por lo que McLaren ha mejorado su percepción después de los problemas de ayer del MP4-30.

"LAS SENSACIONES SON BUENAS

Fernando Alonso pudo completar una jornada aceptable de test. Su crono, prácticamente 1'26"0, fue discreto si tenemos en cuenta que los mejores rompieron la barrera del 1'25" y se instalaron en el 1'24"5, pero por lo menos pudo rodar 59 vueltas.

No es mucho si lo comparamos con las 155 que dio Mercedes –aunque repartidas entre Rosberg, por la mañana, y Hamilton, por la tarde, o las 143 de Ricciardo con su Red Bull. Pero por lo menos se pudo avazar.

"Hemos tenido problemas menores. Pero nos han impedido rodar. Cuando sólo hay doce días de test, esto es un problema. Significa que hay menos tiempo para llevar el coche al límite", dijo Eric Bouiller, el director del equipo británico. Solucionado un problema, surgía el otro. Por eso, el haber rodado con cierta regularidad ayer –el fallo de la junta no era de diseño de la pieza, sino de material– ha sido un paso adelante importante.

"Hemos podido probar por fin un poco el potencial del coche, dar vueltas, comprobar muchos sistemas que no pudimos hacer antes. Cada vuelta que damos descubrimos cosas nuevas, así que estamos en una fase muy temprana del desarrollo del coche, pero interesante y muy desafiante para todos nosotros, porque es un proyecto completamente nuevo. La sensación es buena. El coche se comporta como esperábamos y cuando cambiamos cosas reacciona como esperamos", dijo Alonso.