Alonso "rompe" el motor en la primera sesión de libres

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) ha sufrido un problema con su motor en la primera tanda de entrenamientos libres para el Gran Premio de Brasil, penúltima prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula 1, y deberá cambiar de propulsor aunque utilizará el que ya usó en Monza.

El bicampeón del mundo, que tiene opciones matemáticas de salir campeón de Interlagos, volvió a sufrir otra jornada difícil en el trazado carioca, en el que ha vivido momentos agridulces, con sus dos títulos y su grave accidente en 2003.

Así, el asturiano se vio obligado a apartarse al arcén como medida de precaución ya que su propulsor, con el que comenzó el curso en Bahrein, según reconoció la escudería italiana, estaba viviendo sus últimos giros y terminó rompiéndose. Por ello, cambiará de motor, aunque todo ha estado programado por sus ingenieros.

De hecho, Alonso estrenó el último de los ocho motores que tenía para este 2010 en Monza, donde subió a lo más alto del podio. Las tres siguientes carreras ha corrido con propulsores viejos y ha ganado dos de ellas. De ahí, que la estrategia de Ferrari haya sido 'romper' en esta primera sesión para usar el de Italia de cara al fin de semana, el menos usado que tiene. La reglamentación permite usar un motor distinto el viernes sin que medie sanción.

En cambio, los pilotos Red Bull, grandes rivales de Alonso, dejaron atrás los problemas vividos en Corea, donde ninguno acabó la carrera, y lideraron la tabla de tiempos. El alemán Sebastien Vettel fue el más rápido con un registro de 1:12.328, seguido por su compañero Mark Webber a 482 milésimas.

Los pilotos de la escudería austriaca volvieron a demostrar que son los más rápidos y aventajaron en más de medio segundo al británico Lewis Hamilton (McLaren), otro de los hombres en discordia por el título, que superó a su compatriota Jenson Button, también con opciones matemáticas de revalidar corona, aunque casi necesita un milagro para ello.

Alonso, por su parte, sólo pudo ser decimotercero tras rodar 20 vueltas en una tanda en la que su compañero de equipo e ídolo local, Felipe Massa tampoco estuvo a la altura ya que tuvo algunos problemas de dirección y acabó decimocuarto.

Por otra parte, el también español Jaime Alguersuari no tuvo un cómodo inicio y tuvo que conformarse con situar su Toro Rosso en decimoséptima plaza, justo por delante de su compañero Sebastien Buemi, que lideró en los primeros compases.

Además, los dos pilotos de la escudería española Hispania Racing volvieron a cerrar la tabla de tiempos con el austriaco Christian Klien, en su segundo Gran Premio del año, penúltimo, y el local, Bruno Senna, último.