Alonso: "Estoy perfectamente, gracias a todos de corazón"

Fernando Alonso, que sufrió el pasado domingo un fuerte impacto al chocar contra un muro durante los entrenamientos con su McLaren Honda en el circuito catalán de Montmeló, afirmó en un tuit dirigido a todos los aficionados: "muy pronto nos vemos en la pista".

Alonso quiso devolver las muestras de cariño recibidas durante los tres días que ha estado ingresado en el Hospital General de Cataluña con un mensaje a todos los aficionados en el que tras saludar afirma: "como veis estoy perfectamente, me hubiese gustado estar en los test este fin de semana pero la recuperación según los doctores es de guardar reposo unos días".

AGRADECIDO POR LAS MUESTRAS DE CARIÑO

"Quiero daros las gracias por todos los mensajes de apoyo y de ánimo que me han llegado y, nada más, muy pronto nos vemos en la pista; daros a todos las gracias de corazón", concluye Alonso.

Fernando Alonso sufrió un accidente en la salida de la curva tres del circuito de Montmeló al impactar contra el muro a unos 150 km/h. y en el que perdió la consciencia durante algún tiempo, circunstancia que activó el protocolo de seguridad y tras pasar por la clínica del circuito fue evacuado en helicóptero al Hospital General de Cataluña, donde permaneció tres noches ingresado.

BUTTON DA 101 VUELTAS A MONTMELÓ

La escudería Mercedes ha liderado este viernes la segunda jornada de las últimas pruebas oficiales de pretemporada en la Fórmula 1, celebradas en el Circuit de Barcelona-Catalunya, y donde su piloto alemán Nico Rosberg ha llevado la voz cantante mientras el británico Jenson Button lograba dar 101 vueltas con su McLaren.

El trazado de Montmeló fue testigo de cómo Rosberg era el primero en bajar de 1:23 para exhibir superioridad con su Mercedes. Su registro exacto de 1:22.792 fue el mejor tras 106 giros al circuito, donde el equipo McLaren mostró fiabilidad gracias a los 101 de un Button que logró el quinto mejor tiempo (1:25.590) antes de pararse a 20 minutos del final. Esta detención, por banderas rojas, se produjo debido a que los monoplazas de Red Bull tuvieron previamente un problema en su sensor hidráulico.