Alonso prueba el Toyota TS050 de las 24 Horas de Le Mans

Fernando Alonso, quien se puso al volante del TS050 Hybrid de Toyota en el test de novatos del Mundial de Resistencia (WEC), indicó que la jornada en el circuito de Baréin "ha sido fantástica".

El dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno, de 36 años, aprovechó el receso que esa competición le concede hasta el Gran Premio de Abu Dabi para probar el LMP1 desarrollado por Toyota para la máxima categoría del Mundial de Resistencia y para empezar a preparar, así, su futura participación en las 24 Horas de Le Mans.

El asturiano se mostró satisfecho tras rodar durante 113 vueltas, para un total de 611 kilómetros, con un mejor tiempo de 1:43.013. "Probar un prototipo LMP1 es genial para cualquier piloto de carreras porque estos coches son geniales de conducir. Son consistentes y eso es positivo. Llevaba tiempo queriendo probar un coche como este. Hoy he podido hacerlo y estoy feliz", comentó Fernando Alonso en declaraciones facilitadas por Toyota.