Albania pierde el partido 3-0 y a Serbia le quitan tres puntos

Albania pierde el partido 3-0 y a Serbia le quitan tres puntos

La UEFA le ha concedido el triunfo a Serbia por un resultado de 3-0 en el partido clasificatorio contra Albania, que tuvo que ser suspendido la semana pasada por los incidentes posteriores a la aparición de un dron con una bandera nacionalista albanesa, pero ha dejado sin efecto los tres puntos que debía sumar el equipo plavi en la clasificación.

Además, el Comité de Disciplina de la UEFA ha sancionado a Serbia con la obligación de disputar a puerta cerrada sus dos próximos partidos clasificatorios para la Eurocopa 2016 ante Dinamarca (14 noviembre) y Armenia (4 septiembre de 2015). Por último, las federaciones serbia y albanesa han sido castigadas con sendas multas de 100.000 euros.

UN DRONE LO PROVOCÓ TODO

El partido, celebrado el 14 de octubre y considerado de alto riesgo por la UEFA, se desarrolló con normalidad hasta el minuto 43, momento en el que un dron sobrevoló el terreno de juego con la bandera de la Gran Albania. En este momento, el jugador serbio Mitrovic se hizo con ella para retirarla del campo y generó la polémica.

os jugadores de Albania rápido fueron a preguntar al serbio por su gesto, lo que desencadenó una pelea entre futbolistas de ambas selecciones. El árbitro del encuentro, el inglés Martin Atkinson, decidió suspender el partido 30 minutos después, cuando los dos equipos permanecían ya en los vestuarios.

RECURSO DE SERBIA

La Federación Serbia de Fútbol anunció que decidirá sobre eventuales recursos por la sanción que la UEFA ha impuesto tras los incidentes en el partido ante Albania, suspendido en el minuto 41, una vez que en los próximos cinco días reciba por escrito la decisión adoptada y sus argumentaciones.

La reacción de la Federación de Serbia se produjo tras conocer la decisión del Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA, que ha dado por finalizado el encuentro, del grupo I de clasificación para la Eurocopa 2016, con 3-0 para Serbia, aunque castiga a ésta con la pérdida de tres puntos y la obliga a jugar a puerta cerrada los dos próximos partidos que juegue como local.

La decisión de la UEFA, que es recurrible, también impone una multa de 100.000 euros a la Federación Serbia, la misma cuantía con la que multa a la Federación de Albania.