Madrid recuperará la tradición de plantar un árbol por cada niño que nazca en la capital

Árboles en el Paseo de la Castellana de Madrid
Árboles en el Paseo de la Castellana de Madrid

La ciudad de Madrid recuperará la tradición de plantar un árbol por cada niño que nazca en la capital, según ha afirmado este jueves el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, durante un pleno infantil monográfico sobre medio ambiente dentro de las actividades de Madrid Green Capital, organizadas de cara a la Cumbre del Clima.

"A partir de ahora vamos a plantar un árbol por cada niño que nazca en Madrid", ha manifestado el regidor ante un hemiciclo de Cibeles con niños de los colegios Claudio Moyano y Nicolai, quienes han compartido con el alcalde y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, sus inquietudes y propuestas sobre el medio ambiente.

También les ha dicho Almeida que se plantarán también 15.000 árboles en alcorques que están vacíos. Los escolares les han propuesto la construcción de un carril bici elevado "que ya conectaría con el de Castellana", así como "una hora semanal en los colegios para que enseñen a las 3 R: reducir, reciclar, reutilizar".

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, les ha agradecido sus aportaciones, pues son aquellos que "más y mejores opiniones" tienen. Así, les ha manifestado que sus consejos serán escuchados, y que tienen el compromiso de que "Madrid sea la ciudad con el aire más limpio".

"No queremos que respiren aire sucio"

Ha relatado la anécdota de cómo, cuando estaba reunida con su grupo en el despacho, entró a él su hija Jimena y tras preguntada por el cambio climático "dio una lección a los mayores", y es que los jóvenes lo tienen "clarísimo". "Tenemos que hacer todo lo posible para que respiréis el mejor aire", ha indicado a continuación.

Para esto, Villacís ha indicado que "la política es el camino más corto para arreglar problemas", y ha animado a que alguno de ellos sea político, pues estos profesionales "no son algo distinto a la sociedad".

"Somos mamás, papás, que tenemos hijos, que no queremos que respiren aire sucio, que nos podemos enfermar, que asumimos la responsabilidad sobre un montón de ciudadanos y de niños. Sé que todos mis compañeros piensan qué es lo mejor para Madrid", ha manifestado.