Rappel abre las puertas de su piso en la calle Princesa para ‘Toc, Toc, ¿se puede?’, el nuevo programa de Telemadrid

Rappel abre las puertas de su piso en la calle Princesa para ‘Toc, Toc, ¿se puede?’, el nuevo programa de Telemadrid
Rappel abre las puertas de su piso en la calle Princesa para ‘Toc, Toc, ¿se puede?’, el nuevo programa de Telemadrid |Comunicación Telemadrid

Rappel, vidente, modista, empresario, anticuario y amigo de buena parte de la alta sociedad madrileña, abre las puertas de su casa para las cámaras de ‘Toc, toc, ¿se puede?’, el nuevo programa que estrena Telemadrid este domingo, a las 21.30h, y que se adentra por primera vez en las casas más curiosas, bonitas, históricas o extravagantes de Madrid para disfrute y cotilleo de todos los espectadores de la cadena.

Vanguardia y tradición se dan la mano en el primer programa de ‘Toc, toc, ¿se puede?’, en el que, sin duda, sobresale, con méritos propios Rappel. El vidente se presta a un tour exclusivo por su nueva casa de la calle Princesa, en el corazón de Moncloa, con vistas privilegiadas sobre el Palacio de Liria, y repleta de sus objetos más íntimos. Una casa extremadamente barroca en su decoración y en la que Rappel vive desde hace cinco años. “Yo soy urbano –asegura-. Me gusta el centro. La verdad es que vivir bien no es muy barato”.

'Toc, Toc, ¿se puede?, estreno este domingo, a las 21.30H. |Comunicación Telemadrid

Allí Rappel vive rodeado de objetos de arte, entre los que destacan dos ‘torcheros’ venecianos, varias imágenes religiosas, fotos suyas con personajes como Lola Flores, Rocío Jurado o María Dolores Pradera, abanicos históricos –entre ellos, uno de marfil regalado por Cayetana de Alba- o una figurita del niño Jesús que le dio el cantante Juan Gabriel para que Rappel lo tuviera al artista entre sus oraciones. “Yo he sido toda la vida muy barroco”, confiesa, mientras muestra su dormitorio, en el que domina el morado –“un color que significa seguridad, poder y riqueza”-, el armario en el que guarda parte de sus inconfundibles túnicas, el baño con obras de arte orientales o la cocina, donde junto a la nevera, tiene una máquina de una máquina de discos Würlitzer. Todo cabe en este piso decorado hasta el último centímetro.

Uno de los rincones llenos de recuerdos que hay en casa de Rappel |Telemadrid

Muchos personajes conocidos abrirán también las puertas de su casa para Telemadrid. Entre otros, Soraya Arnelas, Cuca García de Vinuesa, Euprepio Padula, el presentador Goyo González, la cantante Cristina del Valle o la periodista Carmen Rigalt.

La Casa de las Flores, en Argüelles. |Comunicación Telemadrid

Este domingo, en el primer programa, los reporteros de ‘Toc, Toc’ visitarán también una joya arquitectónica que muchas personas desconocen: la Casa de las Flores, en el barrio de Argüelles. El edificio fue hogar de dos premios Nobel, siguió en pie tras los bombardeos de la Guerra Civil y fue pionero en incorporar grandes terrazas y zonas ajardinadas en su interior. Se trata de un icono que el programa recorrerá de arriba abajo de la mano de dos de sus orgullosas propietarias.

El domingo, Telemadrid nos enseña las casas madrileñas más impresionantes en 'Toc, toc...¿se puede?'

Y de los excesos de Rappel al vanguardismo moderno de la Casa Levene, una propiedad única escondida en los bosques cercanos a San Lorenzo del Escorial. Su imponente fachada de cristal y acero negro se confunde con los árboles que la rodean y contrasta con el amarillo que decora su interior. El edificio ha sido premiado múltiples veces por su originalidad, incluso la maqueta del proyecto fue expuesta en el MOMA de Nueva York. Un lujo para Vanessa haber podido entrar en ella y un placer para el programa el poder mostrarla a los espectadores.

Casa Levene, en San Lorenzo del Escorial. |Comunicación Telemadrid

Por último, el programa dejará a los espectadores con los dientes largos. Sobre todo, a quienes alguna vez han soñado tener una habitación con vistas. Un dúplex con un inmenso ventanal y dos balcones en pleno corazón del barrio de Salamanca, ¡en la calle Goya nada menos!