| Actualizado

A raíz de las informaciones aparecidas en los últimos días en distintos medios, el Consejo de Administración y el Director General de Radio Televisión Madrid (RTVM) desean manifestar lo siguiente:

Primero.- RTVM es hoy una empresa pública saneada, sostenible, que recupera audiencia, que crece en prestigio y que genera valor en el sector audiovisual de la Comunidad de Madrid. Una situación que se ha ido construyendo, entre todos, durante los últimos tres años con el objetivo de crear un medio público plural, no sujeto a la estrategia política de ninguna formación y que represente a todos los madrileños en su diversidad. En definitiva, un medio público profesional centrado en el ciudadano y no en el votante como lo estuvo en el pasado.

Segundo.- En los últimos meses diversos sectores han lanzado una campaña de descrédito basada en la desinformación para acabar con este modelo de radio televisión pública que no sirve a intereses estratégicos ni económicos particulares. Su objetivo es desandar lo avanzado y que, de nuevo, Telemadrid no sea un punto de encuentro de todos los madrileños.

Tercero.- Tras años de inversiones ruinosas, contrataciones laborales irregulares y un ERE sobre más de 850 personas, dichos sectores han comenzado a sembrar dudas sobre la gestión empresarial de esta compañía para conseguir la dimisión del actual equipo directivo. Se utilizan para ello terminales mediáticas al servicio de intereses espurios así como organizaciones con nulo arraigo en el sector audiovisual.

Cuarto.- Todas las contrataciones laborales llevadas a cabo en Radio Televisión Madrid en los últimos tres años han contado con la autorización previa de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid y se han hecho con arreglo a las indicaciones de sus responsables.

Quinto.- Por primera vez en muchos años, en Telemadrid se han realizado procesos de selección de personal conforme a criterios objetivos. Ninguno de esos procesos ha sido impugnado formalmente ante los tribunales.

Sexto.- La Administración madrileña ha sido puntualmente informada, en distintas reuniones, de la necesidad de autorizar la contratación laboral de colaboradores y presentadores ante el cambio de criterio de la Inspección de Trabajo operado en los últimos meses sin que, a día de hoy, dispongamos de ninguna solución al respecto.

Séptimo.- El sistema de autorización previa para cualquier contratación dentro de la compañía sólo ha servido hasta ahora para dificultar en extremo la gestión de los recursos humanos de la empresa, especialmente cuando se ha tratado de avanzar en la aplicación de la Carta Básica aprobada por unanimidad de la Asamblea.

Octavo.- Esta situación contrasta con el sistema de acceso desarrollado en Telemadrid entre los años 2004 y 2016, basado en la contratación de personal laboral al margen de cualquier proceso selectivo basado en criterios objetivos y vulnerando los principios de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a una empresa pública.

Noveno.- Actualmente, más de 70 trabajadores que accedieron a esta corporación en esos años y sin ningún proceso selectivo han ganado sentencias judiciales que reconocen su contrato como indefinido; y otros 51 se encuentran en una situación similar. En buena parte de esos procesos judiciales, la empresa no recurrió las sentencias. Por el contrario, se recurrieron hasta el Tribunal Supremo las sentencias de los afectados por el ERE.

Décimo.- Durante el periodo anterior a 2016 se realizaron también contratos de autónomos que ahora los tribunales están declarando indefinidos, como en el reciente caso de los corresponsales de Onda Madrid en la Comunidad, presentadores de la cadena o simplemente responsables de la información taurina.

Estas informaciones aparecen, además, en un momento en el que la gestión diaria de la compañía se ve sumamente dificultada por los siguientes motivos:

1.- No se cubren las bajas laborales.

2.- No se autoriza la contratación del personal eventual preciso que permita seguir emitiendo el deporte regional, masculino y femenino, como se hizo en las dos últimas temporadas.

3.- Sigue sin aprobarse la financiación del plan de actualización tecnológica de la cadena -después de casi 10 años sin renovar su equipamiento-, pese a que se devolvía dinero a la Comunidad de Madrid procedente de la asignación pública. El estado de las instalaciones es ya muy preocupante.

4.- No se ha dado una solución que permita continuar con la implantación del modelo de producción establecido en la Carta Básica de Telemadrid y asentar la situación laboral del personal incorporado.

Para tratar de avanzar en la solución de todos estos problemas, el pasado 4 de diciembre el Consejo de Administración de RTVM y el Director General dirigieron una carta a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, en su calidad de Presidenta de la Junta General de Accionistas de la compañía, para solicitarle una reunión, petición que aún no ha sido respondida. En esta situación, el Consejo de Administración y la Dirección general hacen una llamada a la reflexión en línea con la responsabilidad demostrada por los trabajadores de RTVM durante estos 3 años.