JAVIER BARBERO dice que tienen conversaciones con “otros colectivos”, además del Patio Maravillas, para la cesión del edificio

Javier Barbero, Delegado del Area de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid

Telemadrid

| 16.10.2015 - 12:11 h

-El delegado del área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid no ha confirmado que se vaya a consultar a los vecinos a la hora de ceder un edificio: “Dependerá del ámbito de los propios movimientos sociales”

16-octubre-2015. El espacio informativo MADRID DESPIERTA, presentado por Vicente Gil y Cristina Sanz, que de lunes a viernes, emite Telemadrid, de 08:00 a 10:00h, ha recibido hoy la visita de Javier Barbero. El delegado del área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que no está pendiente de levantar alfombras del pasado, sino que miran “hacia adelante, construyendo ciudad”, pero ha dicho que “también hay que levantarlas porque es un derecho de los ciudadanos”. En este sentido, Barbero ha comentado que se están descubriendo cosas, y algunas de ellas, aunque legales, de cuestionable legitimidad, como “el desaire excesivo a todos los funcionarios del Ayuntamiento”, que en su opinión se ha producido desaprovechando su talento y contratando a externos.

Sin embargo, a su modo de ver, no es cuestionable políticamente ceder un edificio a los okupas del Patio Maravillas porque “la sociedad se organiza y se articula. Y para ello necesita espacios. Los campos, sobre todo de la periferia, donde jugaban los chavales al fútbol, se han convertido en muchos casos en clubes deportivos”. También ha recordado los espacios que se utilizaban como huertos urbanos y que la alcaldesa Botella terminó regularizando. “Con el Patio Maravillas habrá que hacer un ordenamiento adecuado para todos, para que los espacios puedan ser distribuidos con criterios de equidad y beneficencia social”.

“Con el Patio Maravillas y con cualquier otro colectivo” que cumpla los requisitos de “función social en beneficio para la ciudad; que se articulen de manera comunitaria; que no tengan ningún tipo de lucro; y que conlleven un planteamiento de autogestión”.

Sobre si, finalmente, se le cederá a los okupas del Patio Maravillas el edificio de Alberto Aguilera, Barbero ha explicado que para la cesión de este y cualquier espacio también “se está en conversación con otros colectivos para ver un reparto equitativo”. Y ha añadido que espera que no haya “carga ideológica” a la hora de las cesiones.

En cuanto a los gastos y sobre quién los asumirá, el concejal ha dicho que “son criterios a consensuar”. Tampoco ha asegurado que se vaya a consultar a los vecinos de los barrios, antes de hacer la concesión de un espacio a un colectivo, sino que “dependerá del ámbito de los propios movimientos sociales”.

Al igual que en el caso de la cesión de espacios, el nombramiento de Luis Cueto tampoco le parece cuestionable políticamente, porque se trata de alguien “intachable”, “con un curriculum impresionante”. “¿Por qué tiene que prescindir el Ayuntamiento de alguien con esa capacidad?”, se preguntaba, aunque también ha admitido que “la mujer del César también ha de parecerlo”, a la hora de reconocer que su relación familiar con la alcaldesa puede dar una mala imagen política.

Por otro lado, Barbero, que ha comentado que cuando llegó al consistorio le sorprendió cierta “megalomanía en algunas de las cosas del Ayuntamiento”, no ha querido hacer más comparaciones con el equipo anterior porque le parecen “odiosas”, pero sí ha mencionado que ellos sí están “en contacto muy permanente con lo que ocurre en la calle”. “Obviamente” -ha subrayado-, no tienen como único plan hacer una ciudad anti PP, sino que el “planteamiento es en positivo”.

Barbero ha explicado que hablar del modelo de ciudad de este equipo de Gobierno es hablar de “la ciudad de los cuidados”, que se refiere a “cómo gestionamos la sostenibilidad de la vida de los ciudadanos de Madrid”. Que no quede bajo la responsabilidad exclusiva del “ámbito doméstico familiar ni institucional con programas institucionales”, sino que hay que “impregnar a la comunidad de esa responsabilidad que tenemos todos”. Y ha añadido que lo van a concretar “con una oficina dependiente de la alcaldesa, porque quiere un trabajo muy transversal, que tiene que ver con cómo se planifican las calles, los espacios de encuentro de la comunidad, el apoyo social a las poblaciones más vulnerables…Vamos a aprovechar lo que está ya funcionando en las distintas áreas, mejorándolo con algunos programas para que los resultados sean más justos y más efectivos. Lo coordinarán tres o cuatro personas, con más peso de la gente de Asuntos Sociales y también de Madrid Salud. Pero, sobre todo, es participación y comunidad”.

Más notas de prensa de Telemadrid suscribetesuscríbete